Arnedo seguirá renovando la red de tuberías del casco antiguo

La reforma en las calles Frontón y San Pedro ha sustituido la antigua mina del siglo XIX que recogía las aguas y que colapsó con las lluvias del año pasado

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El tráfico ha regresado desde la pasada semana al cruce de las calles San Pedro y Frontón, uno de los puntos claves y transitados de comunicación del casco antiguo. Es el síntoma del final de las obras que han renovado la tubería que recoge las aguas pluviales de esta zona próxima a la peña de la ciudad del calzado, en la que el Ayuntamiento arnedano ha invertido 90.000 euros (más IVA).

Hasta ahora, las aguas de lluvia transcurrían por una antigua mina del siglo XIX, que colapsó con las intensas lluvias de la pasada primavera, afectando a los inmuebles privados situados sobre ella.

LA ACTUACIÓN

Dónde
En las calles Frontón y San Pedro, en el casco antiguo
Inversión
80.561,40 euros (más IVA), a lo que se sumó un añadido de 10.000 euros para pavimentar otro tramo de calle
Ejecutó
La empresa riojana Antis, sobre el proyecto de la empresa Urbe

«El proyecto ha habilitado una nueva tubería para las aguas pluviales, eliminando el riesgo de inundación al retirar la línea bajo las propiedades privadas», explicaba en la visita fin de obra a la zona el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, José Luis Rubio.

Durante el transcurso de las obras, que también abordaron las acometidas de agua de todos los vecinos, aparecieron dos cuevas en el subsuelo, que se procedieron a tabicar para evitar riesgos.

Sobre el proyecto redactado por la firma Urbe, la empresa riojana Antis ha acometido estos trabajos que han finalizado con la pavimentación del entronque de las calles con hormigón pulido.

«Es de las obras imprescindibles, de las que se tarda mucho en hacer porque no son visibles, pero son muy valoradas por los vecinos», ponderó el alcalde, Javier García.

En este sentido, el alcalde y el concejal de Urbanismo comprometieron que el Ayuntamiento continuará actuando en la renovación de redes en calles del casco antiguo, por encontrarse «obsoleta con más de 30 años de servicio». «Vamos a continuar apostando por el casco antiguo pues sus vecinos precisan los mejores servicios», expuso Rubio.