El antiguo cine de Cornago, a la venta

El antiguo cine de Cornago, a la venta

La construcción tiene cuatro alturas, accesos también por la calle Perín, data del año 1957 y está en la plaza Mayor, junto al Ayuntamiento | La propiedad pide 120.000 euros por el edificio e incluye una parcela con cochera

SANDA SAINZ

Al entrar en la plaza Mayor de Cornago destaca la presencia de un gran edificio de cuatro alturas. Está situado junto al Ayuntamiento (separados por una estrecha vivienda) y todavía conserva en la fachada los indicativos en color verde de su antigua utilización sobre unas molduras blancas: cine y bar. Entre ambas, unos números romanos de cerámica indican el año de edificación MCMLVII (1957).

Se encuentra a la venta, como otras muchas construcciones del pueblo, algunas también en la misma plaza. En sus balcones trabaja estos días su propietario, 'el portugués' de nombre Joaquín. Se afana en dar una mano de pintura en el exterior mientras continúa una titánica labor en el interior, donde está dotando al edificio de unas enormes vigas de acero para darle consistencia y así evitar problemas en el futuro. Más vale prevenir.

Pasamos por allí y 'el portugués', afable y dicharachero, nos invita a entrar, nos guía y explica lo que está haciendo: quiere vender la casa.

La planta baja conserva el espacio del cine, con una pared blanca con moldura en un lugar diáfano que, además, sirvió como salón de baile, a la izquierda. A la derecha, vemos la parte que fue bar y sobre este el gallinero, de madera, y la sala donde estaba el proyector. Sobre esta zona de dos alturas, una escalera comunica con los dos pisos superiores. El tercero es utilizado ahora como vivienda por su propietario cuando viene al pueblo. Tiene numerosas habitaciones, cocina, salones y dos accesos por la calle Perín. El cuarto está en desuso.

El cine dejó de funcionar hace cuatro décadas o más y el bar aún estuvo abierto años después: «Compré la casa hace unos veinte años a un antiguo alcalde de Cornago (el Pedrín) y dispone de unos 1.600 metros cuadrados», dice Joaquín. «¿Cuánto puedo pedir?», pregunta al terminar la visita, «pues 120.000 euros», nos dice, y añade que en el precio incluye una parcela con garaje a la entrada del pueblo. Joaquín comenta que adquirió varios solares en la época de bonanza económica, en Cornago, entre otros municipios. Luego llegó la crisis y en pueblos como éste ha tenido que regalar o medio regalarlos, se lamenta.