Los ángeles de Inés

Los ángeles de Inés

El Club de Moteros de Villamediana dona 2.549,39 euros a la Fundación Síndrome de Dravet para ayudar a una niña del municipio que padece esta enfermedad rara

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Inés Bretón Ruiz es una niña de 2 años de Villamediana que padece el síndrome de Dravet, una enfermedad rara y, por tanto, poco investigada. Con cierta frecuencia los vecinos del municipio contribuyen para, con donaciones económicas, ayudar a la investigación de la enfermedad y a los padres con los tratamientos. Por ejemplo, en las pasadas fiestas de San Isidro parte de la recaudación obtenida por las distintas asociaciones organizadoras fue para esta causa, igual que lo recaudado días atrás en una ruta convocada por el Club de Moteros de Villamediana.

«Un día que salimos en moto cuatro de Villamediana y paramos a almorzar pensamos en hacer algo benéfico y se nos ocurrió ayudar a la nena de Rubén. Lo dijimos sin más pero en dos meses preparamos todo», recuerda José Mena, de los Moteros de Villamediana. Así lograron reunir a 90 patrocinadores del evento, como Cocinados Como en Casa, que preparó la comida popular. En la I Ruta Solidaria 'Moteros de Villamediana' a Favor del Síndrome de Dravet, celebrada el pasado 7 de abril, participaron más de un centenar de moteros pero, en total, casi 200 personas, la mayoría de La Rioja. Con las inscripciones, los patrocinadores y la venta de boletos se reunieron 2.549,39 euros que han sido donados a la Fundación Síndrome de Dravet.

El pelotón de motocicletas recorrió el Bajo Iregua y los pueblos del Moncalvillo hasta llegar a Baños de Río Tobía, donde almorzaron y regresaron a la hora del vermú. En total, 120 kilómetros. Y tras la comida, que se celebró en el polideportivo Jesús Ruiz Bastida, hubo un sorteo de regalos. Para Rubén Bretón, padre de Inés, la ayuda se recibe con agrado porque «la enfermedad, de momento, no tiene cura y toda aportación viene muy bien». Su hija, que en agosto cumplirá 3 años, próximamente acudirá a la guardería municipal de Villamediana. Inés sufre el síndrome de Dravet, es uno de los cuatro casos diagnosticados en La Rioja, y, por ejemplo, no puede exponerse demasiado a la luz, puede sufrir una crisis si no se protege. «Cuando se queda baja de defensas sufre convulsiones», lamenta el padre. Rubén recuerda cómo el pueblo ya les ha ayudado anteriormente con un mercadillo solidario y el Club de Gimnasia Rítmica ha celebrado galas en su beneficio. «Nos sentimos muy arropados», agradece. Y el último ejemplo ha sido el de los moteros.

«Empatía»

«Desde el Ayuntamiento de Villamediana nos sumamos a las causas solidarias en todo momento y más cuando se trata de una vecina del municipio», señala la alcaldesa en funciones, Ana Belén Martínez, quien ha estado presente en la entrega del cheque junto al concejal Enrique San Román. «Tenemos que apoyar causas solidarias y tener a una vecina con el síndrome de Dravet genera mayor cercanía empatía», expone Ana Belén Martínez.