Urdiales y Ventura se comunican en el mismo sentimiento

El público llenó los asientos en el salón del Casino La Unión. :: e.p./
El público llenó los asientos en el salón del Casino La Unión. :: e.p.

El Club Taurino de Alfaro entregó anoche el trofeo ex aequo de la feria taurina 2018 al de Arnedo y al rejoneador de La Puebla del Río

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Diego Urdiales y Diego Ventura abrían la puerta grande de la plaza de toros de Alfaro en la festiva tarde del 19 de agosto. Unas jornadas después, el Club Taurino de Alfaro decidía por unanimidad otorgar a ambos el premio ex aequo como triunfadores de la feria taurina del 2018.

«Más allá de las orejas cortadas, la decisión se toma teniendo en cuenta la completa y magistral actuación del jinete de La Puebla del Río y la pureza y el valor demostrado durante toda la tarde por el diestro arnedano», relataba el Club Taurino en una nota de prensa tras el mano a mano en el coso alfareño.

Ocho meses después, el recortador sevillano y el torero a pie arnedanos volvían a reunirse ayer en Alfaro. Esta vez no pisaron arena, sino el salón del Casino La Unión para compartir recuerdos e impresiones de aquella tarde con decenas de aficionados dentro del XI Ciclo de Conferencias del Club Taurino de Alfaro, un coloquio moderado por el crítico taurino de Diario LA RIOJA, Pablo García Mancha.

Sobre la mesa de la tertulia, las tres orejas que cortó Urdiales esa tarde, una al primero y dos al sexto de los toros de Hermanos Cambronell. Dos fueron las que recibió Ventura, que tuvo sus mejores momentos montando a 'Nazarí' ante su segundo de la tarde. «Hay una serie de toreros con ética y sensibilidad que escasean: Morante, Urdiales... Son capaces de dar ese muletazo lleno de magia y sensibilidad que llega a todo el mundo porque dice algo. Esas faenas son las que hay que mostrar en las escuelas, las que tienen pasión y flamenco», elogió Ventura al de Arnedo. «Es un torero grandioso para la historia, un torero de época que me transmite una química especial porque los dos buscamos el sentimiento en la vida y en el toreo... nos comunica ese sentir», valoró Urdiales al sevillano ante el aplauso del público que llenó los asientos.

EL diálogo sobre su comunicación les llevó a compartir la misma idea de «dignidad» hacia la tauromaquia. «A día de hoy, no se le da al público lo mejor y se hace daño a la fiesta», lamentó Verdura relatando que rechazó Sevilla para «no engañar al aficionado con ganaderías que no emocionan». «Duele que los de dentro no respeten y dañen la tauromaquia», le apoyó a Urdiales.

Ese entenderse les llevó a levantar el trofeo alfareño. Y les llevará a compartir de nuevo, con el Juli, el 12 de junio el cartel más importante de la temporada, la corrida de la Beneficencia en Las Ventas.