Entre la tradición y las carreras por la patrona

La primera suelta de reses bravas atrajo a cientos de espectadores en la tarde de ayer./Ernesto Pascual
La primera suelta de reses bravas atrajo a cientos de espectadores en la tarde de ayer. / Ernesto Pascual

Los alfareños honrarán hoy a su patrona, la virgen del Burgo

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Desde antes de que este domingo viera las primeras luces y hasta que anochezca, los alfareños dedicarán esta jornada a honrar a su patrona, la Virgen del Burgo.

Antes de que puedan leer estas líneas, decenas de alfareños habrán madrugado -alguno quizá no se haya acostado- para comenzar los homenajes a la patrona como manda la tradición, con la Aurora, el rezo que desde las 5 de la mañana habrán entonado recorriendo distintas calles de la localidad y alrededor de su iglesia parroquial.

Así, las fiestas del Burgo llegan a su día grande, que tendrá la principal cita a las 20 horas en la colegiata de San Miguel, adonde llegará la imagen de la patrona en procesión desde su templo. Y al que regresará después igualmente en procesión.

Para llegar al domingo, los alfareños terminaron de vestir de flores a su patrona a lo largo de ayer, incluida la eucaristía de su novena.

Este acto religioso llegó en una jornada en la que el ambiente festivo comenzó con la comida popular del barrio del Burgo en el Casino y con la que organizó el pub Dolby con motivo de su 30 aniversario, a la que acudieron un centenar de jóvenes. Después, comenzó una fiesta con varios pinchadiscos que se extendió cada vez con más ambiente durante toda la tarde y hasta la noche en el patio del antiguo colegio José Elorza. El cierre a la velada por el aniversario del legendario local alfareño de ocio lo puso algo que ha sido su bandera, el rock y la música en directo: desafiando el fresco que se ha adueñado de las noches festivas, estaba previsto que actuarán sobre el escenario los valencianos Malsujeto, que ya actuaron en su Ciclo Pop Rock en este verano.

La tarde de ayer contó con la primera suelta de reses bravas por el trazado de los barrios del Burgo, con la calle Tudela como eje y Tejerías y Trasmuro como ramales. Con algún que otro susto, se saldó con muchas carreras, quites y conversaciones entre cuadrillas a refugio.

Para la noche, la Asociación de Comerciantes organizó un concierto con el grupo Hippies&Folk en la plaza del Trinquete.

Junto a la tradición religiosa, el programa para hoy tendrá de 11.30 a 13 la segunda suelta de reses bravas, seguida de pasacalles con la charanga La Veleta. Y para la noche, un concierto de boleros, cumbias y baladas en el Trinquete desde las 23.