El regalo de las 'Tardes de Monasterio'

El regalo de las 'Tardes de Monasterio'

El alfareño convento de la Concepción se estrena como escenario festivo

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Durante 403 años, el silencio, la oración y la contemplación recorrieron sus pasillos, su claustro. En manos municipales desde el 28 de diciembre del 2016, el monasterio de la Concepción ha ido dejando atrás en la historia su pasado como convento de clausura para ir incorporándose con diversas actividades a la vida cultural alfareña. Y en estas patronales del 2019 por San Roque y San Ezequiel, también se ha apuntado al ambiente festivo.

Las 'Tardes de Monasterio' son una de las principales novedades de estas fiestas alfareñas, la incorporación de un nuevo escenario a su programa de actos muy aplaudida por los alfareños e invitados. Después de su estreno en la segunda jornada festiva con varios pinchadiscos, la iniciativa vivió ayer su segundo capítulo en los jardines del monasterio con un concierto del grupo riojano Ojaluna Percusión, que recorre desde los ritmos tradicionales sonidos folk de distintas zonas del país, y con la pinchadiscos Moly.

EL PROGRAMA PARA HOY
9.30
Dianas y pasacalles
11.00
Encierro de vacas y dos novillos y de becerras
12.15
Espectáculo infantil
12.30
Comparsa de gigantes, con despedida a las 13.30
12.30
Misa por San Ezequiel
12.30
Degustación de setas
14.30
Comida popular joven
17.00
Fiesta con pinchadiscos
19.30
'Tardes de Monasterio' con la rondalla Monte Yerga
22.30
Revista de Luis Pardos
23.30
Concierto de Sidecars

Un público de todas las edades se sumergió en un ambiente distinto al colorido que reina con algarabía en las calles del centro de la localidad durante estas fechas. Es un espacio distinto y regaló sensaciones distintas, poniendo un mayor reposo a los brindis y encuentros entre amigos.

El concierto de Sidecars se adelanta por la previsión de lluvias

El concierto que Sidecars ofrece este lunes en Alfaro ha adelantado su horario previsto de las 23.30 horas a las 21.30 horas ante la previsión de que la localidad riojabajeña registre lluvias a la hora inicialmente programada.

Las 'Tardes de Monasterio' vivirán hoy su tercer y último capítulo. Mientras los jóvenes se dejan llevar por los pinchadiscos en la placeta San Francisco en la jornada dedicada a ellos -con la multitudinaria comida popular-, el convento abrirá a un público más veterano para disfrutar en sus jardines con la rondalla Monte Yerga desde las 19.30.

Tras una multitudinaria noche, con cientos de jóvenes llegados a disfrutar del ambiente desde localidades de La Rioja y provincias vecinas, y sin incidentes, la jornada de ayer tuvo que comenzar con unos pocos minutos de retraso. Alguien había aparcado el vehículo en la entrada de la calle Las Pozas, en pleno recorrido del encierro, que ayer era el tercero de toros. La acción de la grúa despejó el camino para las carreras.

«Estos jardines tienen grandes posibilidades»
Arrate Sánchez, cantante Ojaluna

«Tocamos en las fiestas de Alfaro del 2019 lo que se tocaba en las fiestas de los pueblos hace muchísimos años», presentaba Arrate Sánchez, cantante alfareña de adopción de Ojaluna Percusión, sobre el concierto que ofrecieron en la tarde de ayer en los jardines del monasterio de la Concepción. «Son un lugar idílico para la música que hacemos nosotros. No sé si puede haber un lugar mejor que éste para la música tradicional y de raíz que interpretamos», asintió sobre el debut en Alfaro del conjunto completado por tres percusionistas calagurritanos. Ante las posibilidades culturales de este espacio, Sánchez afirmó que «tiene muchas posibilidades a la vez que un gran margen de mejora para acondicionarlo».

De nuevo, el encierro con astados de la ganadería Toropasión resultó muy rápido, con suficientes huecos para el lucimiento de los corredores. Esta vez fueron tres pasadas, aún más del gusto de los muchos corredores llegados de muchas localidades y provincias.

Con el calor de nuevo como nota a tener en cuenta, la sombra cobijó el habitual torneo de petanca entre representantes del Ayuntamiento y el centro de participación activa.

La mañana estaba en marcha. Las terrazas se llenaban. Y la degustación de migas reponía fuerzas mientras el mago Pomper llenaba de pompas la Lonja de San Miguel.

Los planes de comida entre las cuadrillas se fueron trazando, para abordar una tarde con marionetas para los pequeños y la primera de las sesiones de la orquesta La Principal. En la noche, la cena del 'entreverao' fue la novedad, mientras los jóvenes se medían en el gran prix.