Un refuerzo al otro lado del cauce, según indicación de la CHE

En el refuerzo del mazón del Estajao próximo a los pozos de captación, el Ayuntamiento señaló que la Confederación Hidrográfica del Ebro no permitió ni vio seguro actuar con dados de hormigón ni con piedra en la parte del cauce, como se hizo décadas atrás. De este modo, el recrecimiento se da en su parte posterior, donde sí se colocaron unos dados de hormigón para fortalecer. Ante el comentario del Ayuntamiento de que «estamos sometidos a los requisitos de la CHE», el organismo estatal indicaba ayer a este periódico que, ante la actuación, planteó al Consistorio recomendaciones «para las reparaciones en mojado y con cauce alto, que son diferentes a si va bajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos