La reforma más ambiciosa del Burgo

Los trabajos comenzaron ayer por las conexiones en la calle Solar. :: e.p./
Los trabajos comenzaron ayer por las conexiones en la calle Solar. :: e.p.

La reurbanización de la zona comenzó ayer en las calles Solar, del Burgo y Cuatro Reyes

E. PASCUAL

Varias señales llamaban desde hace días a que los conductores no aparquen sus vehículos desde esta semana en varios puntos del barrio del Burgo. Es la advertencia para todos los alfareños, aunque los vecinos de las doce calles afectadas ya eran conscientes: ayer comenzó la urbanización del barrio de Nuestra Señora del Burgo, la reforma y mejora de calles más ambiciosa emprendida en el municipio en las últimas décadas.

Los operarios y máquinas de la Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos y de Proyectos y Servicios Rioja Construcción se dispusieron ayer para iniciar, picando en la calle Solar, una reforma que el Ayuntamiento adjudicó a esta unión temporal de empresas (UTE) por 950.366,20 euros (más 199.576,90 correspondientes al IVA), con la financiación del 60% por parte del Gobierno de La Rioja.

Tal y como informó la empresa en una reunión con el Ayuntamiento y los vecinos de las calles afectadas, la urbanización se acometerá a lo largo de cinco fases, extendiéndose hasta septiembre del año que viene. Esa planificación pasa por iniciar los trabajos en las calles Solar, Nuestra Señora del Burgo y Cuatro Reyes, primera fase que llegará hasta el 21 de diciembre. «Los plazos son estimados, pues siempre puede haber incidencias», explica el concejal de Urbanismo, Adrián López.

Los trabajos se realizarán en cinco fases para facilitar el día a día de los vecinos de las calles afectadas

En total, esta actuación va a llegar a 6.283 metros cuadrados de las doce calles de esta zona del centro histórico alfareño: 4.438 metros cuadrados correspondientes a viales y 1.945 a aceras.

Precisamente por esa magnitud y por influir en la comunicación de buena parte de esta zona del casco histórico alfareño, la empresa y el Ayuntamiento han previsto que alguna de las calles se acometa en dos fases distintas. «Como el caso de la calle Solar que, si la hiciéramos de una sola vez, dejaría a vecinos incomunicados con el eje del tráfico de la calle Tudela», expone López.

Así se les explicó a los vecinos en la reunión en el Palacio Abacial del pasado martes. En esta, expusieron el calendario de las fases para que cada uno haga sus previsiones para utilizar sus vehículos e inmuebles: la segunda fase acometerá, del 8 de enero al 15 de abril, el resto de Nuestra Señora del Burgo y Cuatro Reyes y de forma íntegra Puebla y las Viudas; la tercera fase irá por Alonso, Encuentro, Palomar, terminará Solar y comenzará Muro Alto del 15 de abril al 30 de septiembre; la cuarta emprenderá Higueras, Jaime I y Magdalena del 30 de junio al 20 de agosto; y la quinta finalizará Jaime I y Muro Alto del 20 de agosto al 7 de septiembre, antes de festejar a la patrona con su barrio remozado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos