Los referentes de la alegría

El acto de agradecimiento a los mayores concluyó con una jota dedicada por el joven Chuchi Sirera a su abuelo, Ramón Martínez, uno de los homenajeados. :: /Ernesto Pascual
El acto de agradecimiento a los mayores concluyó con una jota dedicada por el joven Chuchi Sirera a su abuelo, Ramón Martínez, uno de los homenajeados. :: / Ernesto Pascual

Las fiestas de Alfaro homenajearon ayer a los mayores en su ecuador

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

La alegría se contagia en estas fechas a todas las edades. En cada acto del programa, en cada encuentro, en cada brindis, las fiestas alfareñas son el escenario para sonrisas, para alimentar amistades, para fabricar buenos recuerdos. Y todo ello es gracias a quienes nos han traído hasta aquí, nuestros abuelos. Por ello, el Ayuntamiento de Alfaro siempre guarda una jornada dentro de las fiestas patronales por San Roque y San Ezequiel para reconocerlo. Para dedicárselo.

Así, las fiestas alfareñas atravesaron ayer su ecuador ofreciendo la jornada a los mayores. Tras el encierro de reses bravas y su posterior prueba con exhibición de colocación de anillas en la plaza de toros, la plaza de España fue el escenario para este agradecimiento colectivo. En él participaron los representantes municipales, la directora general de Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja, Celia Sanz, representantes del centro de participación activa de mayores y los familiares de los homenajeados.

11.00
00. Encierro de reses bravas, becerras y recortadores en la plaza.
11.30
30. Salida de los gigantes.
12.30
30. Degustación en la plaza.
14.30
30. Comida popular joven.
16.30
30. Fiesta con pinchadiscos en la placeta San Francisco.
19.30
30. Marionetas de Maese Villarejo en el paseo La Florida.
22.30
30. Manolito Royo en la sala Florida.
00.00
00. Concierto de Sidonie en la plaza de España.

Porque, como es tradicional, Ayuntamiento y hogar de mayores quisieron destacar a cuatro vecinos en este acto. Primero, el hogar de mayores entregó una placa y el pañuelillo de fiestas a sus socios de más edad, Jesús Marín Parra, de 92 años, y Pilar Roijals Muria, de 89. Por su parte, el Ayuntamiento hizo lo propio con el alfareño y la alfareña de más edad que pudieron asistir al homenaje. Y ambos eran quintos, nacidos en 1919: Fanny Ramírez Martínez y Ramón Martínez Eguizábal.

«Los jóvenes tenemos que seguir los ejemplos de vidas honradas pese a los momentos duros vividos, ser capaces de recibir los valores de familia, respeto y folclore y, como dignos herederos, transmitirlos», llamó la pregonera de estas fiestas, la cirujana plástica y reparadora y presidenta de la Fundación Sigo Adelante Sonia Peña. «Los valores que nos muestran como la serenidad y la tranquilidad ante esta vida ajetreada nos hacen valorar el día a día y nos hacen más fuertes para afrontar el futuro», les agradeció la alcaldesa, Yolanda Preciado. Por su parte, Celia Sanz aplaudió el dinamismo del centro de participación activa de mayores.

El acto tuvo su colofón con la actuación de la Rondalla del Hogar, abierta por el joven Chuchi Sirera, que quiso dedicar una emocionante jota a su abuelo homenajeado.

Tras el merecido homenaje, la fiesta retomó su ritmo: con la degustación de chistorra y panceta en los soportales de la plaza de España, el paseo de la banda infantil de la escuela municipal de música, con una nueva aventura de Gorgorito y un largo vermú entre cuadrillas.

Con el sol mandando, la tarde vivió un segundo encierro de reses bravas antes de que varias cuadrillas jóvenes disfrutaran de un 'grand prix' en la plaza de toros. La cuarta jornada se encaminaba hacia su noche, con la orquesta Ingenio poniendo música en la plaza y los jóvenes ritmo y herencia en las calles.

Más