Un paréntesis por la patrona

Los niños y sus familias disfrutaron del ambiente de los hinchables en la tarde en Puerta Tudela. ::/Ernesto Pascual
Los niños y sus familias disfrutaron del ambiente de los hinchables en la tarde en Puerta Tudela. :: / Ernesto Pascual

Actividades infantiles y degustaciones abrieron ayer las últimas fiestas de Alfaro

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALAlfaro

Ante la nostalgia triste que generó el 'Pobre de mí' en la noche del 20 de agosto con el que cantaban el adiós a sus fiestas patronales, los alfareños se guardaban un temprano as bajo la manga para combatir el regreso a la normalidad: las fiestas por su patrona, la Virgen del Burgo.

A ritmo tranquilo por coincidir con el final de un día laborable, y cediendo protagonismo a niños y mayores, las terceras y últimas fiestas del calendario anual alfareño comenzaron en la tarde noche de ayer con la diversión a la que invitaron varias atracciones hinchables a los pequeños de las familias en la Puerta Tudela. Con los barrios del Burgo asumiendo el protagonismo y el ambiente, la tarde noche la alimentaba también una degustación de chorizo y panceta a la brasa en la plaza del Trinquete.

Con la noche ya caída, el Trinquete recibía la actuación 'Mariachi México Lindo, sí señor'. A la par, una nueva edición de la gymkana 'Vaya Nochecita' demostraba cómo el ocio sano y compartido tiene en ésta una de sus mejores citas. Los clubes de la localidad se unieron en la plaza Esperanza -adonde se desplazó en esta edición, junto al centro joven- para invitar a varias cuadrillas de adolescentes a disfrutar de divertida pruebas en busca de premios.

Era el inicio de la primera noche, que en su despertar a hoy iba a vivir la tradición del Rosario de la Aurora con decenas de alfareños cantando a la patrona por las calles. Porque hoy es el día grande de estas fiestas, que tendrá como colofón la procesión a las 19.30 de la patrona desde su templo a San Miguel para dedicarle una eucaristía. Antes, las fiestas viven su primer encierro a las 11.30 y paellada a las 14 horas y, después, el concierto de Silvia y Manolo -ex El Gusto es Mío- a las 23.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos