La organización TADeH forma a emigrantes que regresan al sur de Senegal

Uno de los pozos. :: tadeh/
Uno de los pozos. :: tadeh

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

La Escuela Móvil del Agua, la iniciativa de la organización TADeH impulsada por el ingeniero alfareño Jaime Aguirre, continúa extendiendo sus enseñanzas para acondicionar pozos de abastecimiento de agua en África.

En esta ocasión, Tecnologías Aplicadas al Desarrollo Humano (TADeH) se ha dado la mano con la organización Ayuda, Intercambio y Desarrollo (AIDA) para formar a un grupo de alumnos en el sur Senegal en su sencilla técnica para perforar pozos e instalar una bomba con un precio asequible y sin conocimiento previo para instalar una bomba y extraer agua al poco tiempo.

«Han hecho ellos solos dos pozos familiares para la mejora del acceso al agua a unas huertas gestionadas por mujeres y en septiembre iremos a continuar la formación», valora Aguirre, que en esta ocasión ha coordinado la colaboración de las organizaciones.

La particularidad de esta iniciativa es que cinco de los siete alumnos formados son jóvenes que han regresado a sus comunidades después de intentar emigrar a Europa. De este modo, este colectivo vulnerable puede poner en marcha su propio negocio para dar acceso a agua a más familias.