El monasterio se convierte en el BIC 117 de La Rioja

El Gobierno de La Rioja presenta el convento de la Inmaculada Concepción de Alfaro como «uno de los edificios más relevantes del patrimonio cultural riojano». Pasando ya a ser uno más de los 117 bienes de interés cultural de La Rioja, uno de los 61 con calificación de monumento, su expediente para conseguir la declaración ponderaba en el informe que este edificio construido entre los siglos XVII y XVIII «conserva fielmente su tipología original» y se integra en la ciudad como «convento urbano, espléndidamente conservado, en el que las sucesivas intervenciones realizadas del mismo no han alterado en esencia su traza original, obra de Fray Francisco Andrés de la Torre». Los espacios del convento son la iglesia, celdas, sala capitular, refectorio y claustro del monasterio, su jardín y pabellones anexos.