La Guardia Civil investiga a dos jóvenes por robo de joyas en Alfaro

Las joyas estaban valoradas en 7.840 euros. :: guardia civil/Ernesto Pascual
Las joyas estaban valoradas en 7.840 euros. :: guardia civil / Ernesto Pascual

El juez dirimirá los grados de participación en el presunto hurto de una joven, ex novia del hijo de la víctima, y de su actual compañero sentimental

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

La Guardia Civil de La Rioja ha puesto a disposición judicial las diligencias sobre la investigación que ha realizado a una mujer de 27 años y a un varón de 30, naturales de Bulgaria y España respectivamente, al considerarles presuntos autores del robo de joyas en un domicilio de Alfaro, en concreto en el de la ex suegra de la joven.

Dentro del 'Plan contra el robo en viviendas', la investigación comenzó a partir de una denuncia presentada por la víctima en el puesto de la Guardia Civil de Alfaro. Tal y como relata la Benemérita en una nota de prensa remitida ayer, al regresar a casa después de unos días de vacaciones, la denunciante «se percató de que le habían desaparecido las joyas que guardaba en su domicilio valoradas en 7.840 euros».

Durante la inspección técnico ocular de la vivienda, los agentes encargados de la investigación constataron la ausencia de señales que indicaran que la cerradura, las puertas o las ventanas del domicilio hubieran sufrido roturas o hubieran sido forzadas. Por ello, su investigación se centró en el entorno más cercano a la víctima, sobre todo en aquellas personas que contaban con llaves de la vivienda.

Los agentes constataron que la joven accedió con llaves a la casa de su ex suegra en sus vacaciones

Una de esas personas era la ex pareja sentimental del hijo de la denunciante. Desde esa situación, los agentes centraron la investigación en ella y «se ha podido constatar que fue la persona que accedió a la vivienda para sustraer las joyas» durante esos días en los que su ex suegra estaba de vacaciones, tal y como describe la Guardia Civil en su comunicado de prensa.

Con las joyas ya en su poder, la joven investigada entregó una parte a su actual compañero sentimental. Para poder sacarles rendimiento, éste las llevó a vender a un establecimiento de 'Compro oro' de Calahorra. Una vez conocido este destino, la Guardia Civil indicaba ayer que no ha podido recuperar esa parte de las joyas porque fueron fundidas una vez que transcurrió el límite de días establecido por la ley.

El resto de joyas que se encontraban en poder de la investigada han sido recuperadas y devueltas a sus propietarios, poniéndose las diligencias una vez finalizadas a disposición de la autoridad judicial para estudiar los grados de participación de los presuntos autores de los delitos de hurto y receptación de joyas.

 

Fotos

Vídeos