El Gobierno pagará varias facturas pese a los informes de los técnicos

Alcaldesa y el edil de Izquierda Unida se despidieron tras el último pleno ordinario de la legislatura. /Ernesto Pascual
Alcaldesa y el edil de Izquierda Unida se despidieron tras el último pleno ordinario de la legislatura. / Ernesto Pascual

El grupo popular levantó en el pleno de anoche varios dictámenes negativos para dar salida a diferentes pagos

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

«Ha sido un placer trabajar con todos», cerraba la sesión anoche la alcaldesa alfareña Yolanda Preciado. El resto de ediles asentían. Uno por uno, el edil de Izquierda Unida, Javier López, saludaba al resto de concejales, en especial a los que no continuarán tras el 26 de mayo. «Nos seguiremos viendo», coincidían.

Aunque en el cierre pareció haberla, no hubo tanta concordia en el desarrollo del último pleno ordinario de la Corporación alfareña de esta legislatura. Ante el protagonismo en la sesión de puntos levantando reparos de técnicos municipales para afrontar diversos pagos, la oposición suspendió la gestión económica del grupo de Gobierno. Ante esos reproches, Preciado defendió que «levantaremos reparos siempre para que los vecinos tengan servicios».

En distintos puntos del orden del día, el grupo de Gobierno levantó las objeciones de técnicos municipales a pagos de una factura a la empresa que acomete las averías de agua, dos a otra que da servicio de contenedores, a una sentencia sobre devolución de los intereses por un cobro indebido de recibos de agua a una empresa y a la ejecutora de la reforma de las pistas de tenis por unos trabajos realizados sin que estuvieran contemplados en el proyecto y sin el procedimiento adecuado por valor de 10.855,07 euros.

La oposición reprochó la gestión económica del grupo de Gobierno, al no tener en cuenta los informes

El edil de IU reprochó al grupo de Gobierno falta de previsión y pidió trabajar con plazos más amplios. La socialista Sara Orradre atribuyó la responsabilidad de los «crónicos» reparos a la «dejación de funciones» del grupo de Gobierno.

Defendiendo su gestión, la portavoz del Gobierno, Charo Preciado, expuso la «sobrecarga de trabajo que sufren unos técnicos saturados, con escasos medios y leyes de contratación que cambian continuamente». «En esta situación, hubieran hecho como nosotros, dar solución», respondió la alcaldesa.