El futuro frutícola llega hoy

Ponentes y representantes públicos, en la mesa de la jornada. /Ernesto Pascual
Ponentes y representantes públicos, en la mesa de la jornada. / Ernesto Pascual

Nagore se refirió al panorama actual del sector y a sus oportunidades en las jornadas anuales de Alfaro

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

«Tenemos que buscar una estrategia entre todos, agricultores, almacenistas y administraciones, para tener un futuro prometedor». Fue la llamada a la unidad de acción que lanzó ayer el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja a los asistentes a la XXXIII Jornada de Fruticultura de Alfaro que se celebró en la sala Florida.

Al cumplir 33 ediciones esta tradicional cita que volvió a reunir a cientos de agricultores riojanos, navarros, aragoneses y vascos, Nagore contrastó la situación actual con la de hace 25 años: en estos cinco lustros, La Rioja ha perdido 4.000 hectáreas de cultivo, con un descenso en los herbáceos de 7.700 y un aumento de 3.200 para los leñosos.

En el cereal ha bajado de 5.700 a 4.500 las hectáreas cultivadas, en las hortalizas de 6.300 a 1.400, con datos ejemplares como el descenso de 653 a 80 en el espárrago o de 872 a 170 en el tomate. En los frutales, las hectáreas eran 12.105 en 1993 y son 10.500 este año. Mientras descienden melocotón y manzano a un tercio, almendro y peral se mantienen en 7.600 y 1.690, aumentan el viñedo de 9.000 a 12.000 y el olivo de 1.400 a 3.200.

«Los jóvenes no dan el relevo y los que lo cogen buscan cultivos cómodos que son rentables como el viñedo, olivo y frutal, analizó Nagore. El consejero llamó a un «revulsivo». «Y las parcelas pequeñas limitan la implantación de nuevos cultivos y alternativas», añadió.

Ante esta situación, la XXXIII Jornada de Fruticultura se convirtió en un escaparate para mostrar a los agricultores alternativas rentables en el campo. Así, la primera conferencia puso el «valor añadido» en la DOP Peras de Rincón de Soto para «identificarse, diferenciarse y promocionarse» en el mercado globalizado. La segunda expuso los datos para hacer rentable el cultivo profesional del tomate industrial en una zona con varias empresas compradoras y muy pocos agricultores.

Las dos últimas conferencias se centraron en el manejo de malas hierbas en frutales y en controlar enfermedades en el almendro.

 

Fotos

Vídeos