Fomento vuelve a San Miguel

La parroquia picó el trascoro el pasado año para evitar el desprendimiento del mortero, una medida más contra las humedades. :: /
La parroquia picó el trascoro el pasado año para evitar el desprendimiento del mortero, una medida más contra las humedades. ::

El Ministerio plantea una nueva restauración para frenar las humedades

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El 8 de enero del 2012, la colegiata de San Miguel volvía a abrir al culto 88 meses después. Desde el 2004, el monumento nacional alfareño -declarado en 1976- vivió su restauración integral con una inversión de 6 millones de euros para lograr el objetivo de atacar su mal innato, las humedades que afectaban a sus muros, paredes, pilares... Después de acoger durante el 2011 la exposición La Rioja Tierra Abierta, el templo volvía al culto imponente, limpio, lleno de luz. Pero a los pocos meses, las humedades volvieron a llamar a la puerta, volvieron a demostrar que siguen estando ahí afectando a sus estructuras.

Hace cuatro años, el Ministerio de Fomento invitaba a las parroquias alfareñas a que plantearan posibles soluciones. Desde ahí, y tras realizar catas sobre la humedad en distintas capillas, las parroquias han aplicado distintos tratamientos y fórmulas para intentar frenar el deterioro de la humedad, que sigue resquebrajando paredes, tirando basura, ensuciando capillas... La medida más visible fue hace un año picar el trascoro ante el desprendimiento del mortero.

Después de esas incidencias, la colegiata de San Miguel vuelve a estar presente para el Ministerio de Fomento. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado contempla acometer una nueva restauración del templo. «Ante las patologías detectadas, se proponen dos alternativas técnicas de restauración, bien la colocación de una nueva pared sobre la lámina de corte de ascensión de humedad que doble la existente creando una cámara ventilada intermedia, bien mediante el revoco de los muros con un adecuado mortero de cal a disponer tras un cuidadoso proceso de desecación de arranque de muros por encubado e inyección», expone el Ministerio de Fomento en los Presupuestos Generales del Estado, según ha conocido este periódico a través de la Delegación del Gobierno en La Rioja.

El Gobierno de España plantea una inversión total de 400.000 euros repartidos en tres años

Para hacer frente a esta actuación, el Ministerio de Fomento del Gobierno de España plantea una inversión total de 410.000 euros, repartida en tres anualidades. Para este 2019, el proyecto de los Presupuestos Generales exponen dedicar 10.000 euros para «incorporar un nuevo proyecto de inversión para la subsanación de ciertas patologías detectadas» en el templo, emblema de la localidad riojabajeña.

A partir de ahí, Fomento contempla una proyección de inversiones distribuidas en otras dos anualidades, 100.000 euros en el próximo año 2020 y 300.000 en el 2021. Antes de todo ello, Fomento apunta la necesidad de acometer la redacción de unos estudios previos y la redacción de un proyecto para la ejecución de las obras.

Poco tiempo después de que el Ministerio de Fomento entregara la restauración el 4 de octubre del 2010, y antes de que se preparara para recibir durante el 2011 la edición alfareña de La Rioja Tierra Abierta, ya parroquia y vecinos advirtieron con impotencia que las humedades volvían a emerger. De hecho, en noviembre del 2012, vecinos y parroquia exigieron en una asamblea que se depuraran las responsabilidades sobre por qué la restauración de 6 millones no frenó las humedades.