Las fiestas de Primavera llenan el encierro y el mercado

La exhibición de deporte rural vasco puso el colofón al mercado y a las fiestas de Primavera. :: E.p./
La exhibición de deporte rural vasco puso el colofón al mercado y a las fiestas de Primavera. :: E.p.

La tercera jornada festiva tuvo el colofón con una exhibición de deporte rural vasco a cargo de Iñaki Perurena

E. PASCUAL

Llegó el atardecer dominical, el mercado artesanal plegaba sus tiendas, los artesanos guardaban sus herramientas y los alfareños comenzaban a tomar conciencia de que iniciaban una nueva cuenta atrás para poder volver a disfrutar de fiestas en sus calles. Tres meses de espera hasta el siempre anhelado 14 de agosto, la apertura de sus felices días grandes por los patronos San Roque y San Ezequiel.

Mientras, las fiestas de Primavera 2019 quedan como recuerdo. Como un buen recuerdo, 48 horas entre la tarde noche del viernes y la de ayer vividas intensamente y, sobre todo, en la calle entre cuadrillas, amigos recibidos de diversas provincias y familia.

Más información

La tercera jornada despertaba fresca tras una animada noche. Esa bajada de temperatura frenó la asistencia de público y corredores en el encierro matutino de toros, el que comenzaba a correr a las 9 de la mañana. Con carreras bonitas y un susto convertido en milagro tras una caída ante las caras de la manada de un corredor y un espectador, el matutino dio paso por la tarde al vespertino que, bajo el sol, llenó tanto los espacios tras el vallado como en las diversas carreras ante los astados.

Entre el encierro matutino y el vespertino, el mercado de artesanía y oficios olvidados volvió a ser el eje del ambiente de estas celebraciones en la plaza de España. El público desfiló ante los cerca de cuarenta puestos, compró productos y saboreó tradiciones, además de asistir a las exhibiciones de artesanos de la madera, la forja, etc.

Con el avance de las horas y tras le multitudinario tercer encierro de toros, el mercado llegó a su colofón con una exhibición de deporte rural vasco a cargo de Iñaki Perurena Zubitur. Levantamiento de piedras de 200, 250 y 275 kilos y corte de madera, explicaciones sobre la tradición de este deporte... El público lo agradeció con una ovación que puso fin a unas buenas fiestas.