Días de devoción por la huerta

Los niños se familiarizan y aprenden a valorar y trabajar las verduras y las frutas en las sesiones de 'master chef infantil'. /Ernesto Pascual
Los niños se familiarizan y aprenden a valorar y trabajar las verduras y las frutas en las sesiones de 'master chef infantil'. / Ernesto Pascual

Las visitas guiadas, las actividades para todas las edades y la ruta de pinchos animan la Semana Santa Verde de Alfaro

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Después de un inicio nublado y gris, la primavera se apuntó finalmente ayer a disfrutar de la Semana Santa Verde, las jornadas con las que los alfareños declaran su devoción por los productos de su bendecida huerta.

Con el sol mandando desde primera hora, la colegiata de San Miguel mantenía abiertas sus puertas a la plaza de España. A los grupos de curiosos que la recorrían en visitas guiadas saludando a su colonia de cigüeñas, a los visitantes que querían conocer el monumento nacional por su propia cuenta, a los fieles que se adentraban a visitarla y cuidar los monumentos después de la multitudinaria y espectacular procesión del Santo Entierro de la noche del viernes. La visita 'Alfaro al vuelo' a San Miguel y su colonia de zancudas volverá a partir de este lunes a las 11 de la mañana.

Ante su imponente fachada, el tren turístico tenía su salida y llegada paseando desde la mañana a cientos de personas de todas las edades por los atractivos de la ciudad de las cigüeñas, tanto por su casco urbano como por su rico patrimonio natural.

El público va completando la ruta de pinchos y comenzando a valorar los merecedores de trofeo

Precisamente en uno de sus tesoros, en la reserva natural de los Sotos del Ebro, un grupo de visitantes se maravillaba, de la mano de Andrés Armendáriz, de su fauna y una flora reverdecida gracias a las lluvias. La visita 'Naturalmente Alfaro volverá a salir hoy a las 11 de la mañana..

Extendiéndolo así por todo el municipio, la localidad desplegaba ayer todo su esplendor para que propios y visitantes vivieran el ambiente de la XIV Semana Santa Verde. La exaltación de la huerta alfareña se centraba también en diversas actividades, como el master chef infantil de frutas para niños, que encontraban en la tarde de nuevo el parque de hinchables y atracciones infantiles en la plaza. Los adolescentes también encontraron su espacio con la fiesta de discoteca sin alcohol que acogió la Crepúsculo.

Y, sobre todo, la Semana Santa se saborea. La degustación de pochas abría a mediodía el apetito en la plaza de España para ser punto de salida a la ruta de pinchos basados en verduras. Durante estas fechas, alfareños y visitantes va completando la ruta bien a la hora del vermú, bien a la de cenar. Y opinando sobre cuáles merecerán los trofeos Alcachofa de Plata. Con gran ambiente de nuevo decenas de personas saborearon también la Sesión Capital en la tarde, la puerta de entrada al ambiente nocturno alfareño.