La crisis en Cataluña protagoniza los Judas de Alfaro