El concurso para instalar reductores en la red de agua de Alfaro queda desierto

Depósito de La Plana. /Ernesto Pascual
Depósito de La Plana. / Ernesto Pascual

El proyecto busca rebajar la presión en la llegada del servicio a varias zonas y así disminuir las roturas

E. P.

El propósito del Ayuntamiento de Alfaro de instalar reductores de presión en la red de aguas del municipio tendrá que esperar. El concurso que convocó para ejecutar estos trabajos con el objetivo de reducir las averías en la red de abastecimiento ha quedado desierto.

Finalizado el plazo para recibir propuestas, ninguna empresa presentó oferta para acometer las obras de regulación de presión en la red de agua potable del municipio, proyecto que el Ayuntamiento alfareño sacó a licitación por 68.845,46 euros (más 14.457,77 correspondientes al IVA) -una partida cubierta por el superávit del ejercicio del 2017 al considerarse una actuación financieramente sostenible-.

Ante esto, queda que el Ayuntamiento revise el proyecto de cara a volver a sacarlo a licitación para cumplir el objetivo planteado. Porque la instalación de estos reductores de presión tendrá como resultado que el abastecimiento de agua llegue a todas las zonas del municipio con igual presión, evitando roturas tanto en la red pública como en la privada, tal y como se da hasta ahora.

La desigual orografía del municipio alfareño encuentra barrios a distintas alturas, con desniveles pronunciados entre unas calles y otras. Para llegar a todas las zonas, estén a una u otra altura, la red de agua potable lo hace hasta ahora con la misma presión desde sus depósitos en el monte La Plana, de 5 kilogramos por centímetro cuadrado. Ante la llegada de la misma presión a distintas alturas, provoca que al llegar a los barrios del casco histórico o del centro alcance en su llegada 7 kilogramos por centímetro cuadrado. Esta presión en las tuberías es la causa de numerosas roturas y averías en la red pública y en instalaciones privadas. Los reductores aminorarán esa presión.

 

Fotos

Vídeos