La comunidad ecuatoriana celebrará el 14 de septiembre a su patrona

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

La festividad de la patrona de Ecuador el 15 de agosto coincide con las celebraciones de los alfareños por sus patronos, San Roque y San Ezequiel. Por ello, para compartir tanto las fiestas patronales como la alegría por su patrona, la comunidad ecuatoriana en Alfaro, una de las más numerosas, activas e involucradas en el día a día de la ciudad, acostumbra a trasladar su celebración un mes. Así, después de festejar a la patrona alfareña el fin de semana del 6 al 9 de septiembre, la comunidad ecuatoriana y los alfareños celebrarán a la Virgen del Cisne en la jornada del sábado 14 de septiembre.

Como se ha convertido ya en una tradición, la primera cita será la religiosa, con una misa en honor a la Virgen del Cisne en la colegiata de San Miguel. Desde ahí, y a su conclusión sobre las 12 del mediodía, partirá la procesión con la imagen de la Virgen llena de rizos y colores hasta las canchas deportivas del instituto alfareño. Serán el escenario del resto de actividades durante toda la jornada.

Los priostes de esta edición, como se conoce a los mayordomos que organizan y patrocinan los festejos, han preparado un programa que comienza a las 12.30 horas reponiendo fuerzas entre todos los presentes para dar paso, a partir de las 13 horas, al concurso de grupos de danzas.

Por la tarde, a las 16 horas, habrá un concierto artístico seguido a las 18 horas de baile para todo el público. Después, sobre las 20 horas, tendrá lugar una de las novedades del programa de esta edición, con juegos pirotécnicos. Ya entrada la noche, y con la música siempre presente para animar el ambiente entre los presentes, los priostes entregarán, sobre las 23 horas, trofeos y diplomas a los participantes.