Cerca de 300 scouts celebran unidos San Jorge en Alfaro

Los integrantes de cinco grupos scouts riojanos compartieron una jornada de convivencia. :: e.p./
Los integrantes de cinco grupos scouts riojanos compartieron una jornada de convivencia. :: e.p.

El grupo Monegro ofreció una jornada de juegos y pruebas compartidas entre los integrantes de diversas localidades

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

«¿Conocéis la leyenda de San Jorge y el dragón?». Con esa pregunta comenzaron los juegos y pruebas que protagonizaron ayer la festiva jornada de celebración de los scouts de La Rioja con Alfaro como sede.

Cerca de 300 integrantes de cinco de los seis grupos scouts riojanos compartieron la festividad de su patrón en la ciudad de las cigüeñas: los de Vallaroso de Arnedo, Monte Yerga de Autol, los logroñeses de Sierra de Cameros y Monte Clavijo y el anfitrión, Monegro. La única ausencia fue la del calagurritano Nuestra Señora de Guadalupe.

Los integrantes de Monegro disfrazaron de temática medieval la jornada, tomando como hilo conductor la leyenda de San Jorge y el dragón. «Disfrutad de esta jornada en una ciudad que os acoge perfectamente», les dio la bienvenida el director del Instituto Riojano de la Juventud (IRJ), Diego Azcona. En este punto, la alcaldesa Yolanda Preciado valoró que cada actividad que hacen estos grupos «repercute en la ciudad, como el cuidado por el medio ambiente o el voluntariado».

La bienvenida tuvo lugar en el quiosco del Paseo La Florida sobre las 11 de la mañana. A partir de ahí, los distintos grupos se entremezclaron formando equipos unos con otros para favorecer la convivencia y medirse a los diversos retos, juegos y pruebas que Monegro había preparado a lo largo de La Florida y en las pistas deportivas del instituto. De igual manera, tanto los monitores como aquellos que están creciendo con la pañoleta al cuello se midieron a las incógnitas y desafíos de la gymkana que se desarrolló por las calles de la localidad.

Con 35.000 scouts en todo el país, Sara del Campo, coordinadora de Participación de ASDE España, valoró la importancia de «relacionarse y participar con otros como nosotros, pero de otros sitios». En ese sentido, y con ambiente puramente primaveral, los casi 300 riojanos reunidos en Alfaro ayer compartieron esas experiencias y sensaciones, tanto en las pruebas como en la comida y en la merienda que repusieron fuerzas de la feliz jornada que recargó pilas para el resto del año.