El camarín de la Virgen del Burgo se acicala

Acceso al camerín. /parroquias
Acceso al camerín. / parroquias

Las parroquias realizan una colecta especial para terminar de financiar los trabajos

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

La iglesia de Nuestra Señora del Burgo se acicala para celebrar la festividad de la patrona alfareña con nueva imagen: por un lado, la reforma del camarín que acoge su imagen en el altar de la capilla lateral dedicada a ella y en el interior de la sacristía; y, por otro, con el tratamiento para mejorar el estado de la tarima del templo.

Los trabajos en el camarín comenzaron en junio pasado con un propósito en la parroquia: acabar con el deterioro que presentaba y, manteniendo los frescos que guarda, habilitar un mejor acceso para que los fieles que lo deseen puedan subir con facilidad al camarín para ver la imagen de la patrona alfareña en el lugar desde el que preside el altar de su capilla orientada al centro de su iglesia parroquial.

Esta mejora partió de la herencia que dejó como donativo a la parroquia su antiguo sacristán José Beguerías, por 53.000 euros. Su deseo era realizar obras de mejora y saneamiento detrás de la sacristía. Una vez comenzadas, las parroquias señalan que han surgido diversas dificultades que han tenido que acometer. Para poder financiar esos imprevistos, y de acuerdo con la Cofradía de la Virgen del Burgo y del consejo parroquial, las parroquias realizan una colecta especial los terceros domingos de cada mes, además de habilitar un número de cuenta para donativos.

Mientras avanzan los trabajos y culmina el tratamiento de la tarima, las misas se celebran durante estas fechas en la colegiata de San Miguel, a la espera de volver a la del Burgo el sábado 31 en el inicio de la novena en honor a la patrona. Esta cita tradicional, previa religiosa a las fiestas de la patrona alfareña, se extenderá cada tarde hasta el 7 de septiembre desde las 20.30 horas. Junto al camarín, también se han restaurado las andas que portan la imagen de la Virgen del Burgo, que mostrará en la procesión de su día grande, en la tarde del domingo 8 de septiembre, desde las 20 horas.