El 'IX Bodegas en la Calle' cambia al paseo La Florida y se celebrará en sábado por la tarde

E. P.

El 'Bodegas en la Calle 2019' cambiará de lugar y horario. En su novena edición, la multitudinaria y popular degustación de los vinos de varias bodegas alfareñas se celebrará en una próxima tarde de sábado buscando el frescor del paseo La Florida. Cambia, así, su formato habitual de celebrarse a mediodía de domingo en la céntrica plaza de España.

A la espera de concretar la fecha en la que se celebrará contrastando la agenda cultural y de ocio que vive la localidad durante las próximas semanas, con citas entre otras como el Festival Artencalle o el fin de semana de la Juventud, el nuevo grupo de Gobierno del Ayuntamiento quiere dar un nuevo giro a este popular evento para que continúe teniendo la enorme aceptación de público que tiene edición tras edición.

BODEGAS EN LA CALLE

El cambio
Pasará de celebrarse un domingo a mediodía en la plaza de España para realizarse en el paseo La Florida un sábado por la tarde -fecha todavía por fijar-.
Novedades
Contará con un concierto de música en directo y con una ludoteca en el colegio Ezequiel Moreno
Participantes
Varias bodegas alfareñas

Después de mantener una reunión para organizar esta novena edición, el Ayuntamiento y las firmas participantes llegaron al acuerdo de lanzar este cambio de día y lugar para este Bodegas en la Calle. «Ven positivo el cambio y, al menos, vamos a lanzarlo como prueba para ver cómo funciona -explica el alcalde alfareño, Julián Jiménez Velilla-. Si no resulta bien, volveremos al formato inicial».

Más novedades

A falta de fijar la fecha, este Bodegas en la Calle será una tarde noche de sábado de 19 a 22 horas y tendrá novedades como el contar con música en directo que amenice la degustación, bien sea de jazz, bien de flamenco.

La otra novedad pasará por la implantación del servicio de ludoteca, que se ubicará aprovechando sus instalaciones en el colegio público Obispo Ezequiel Moreno. El objetivo es que los niños disfruten guiados por monitores mientras sus familias disfrutan de los brindis de caldos alfareños.