El barrio del Burgo de Alfaro muestra su nueva imagen tras diez meses de obras

La calle de la iglesia del Burgo ha recibido un tratamiento especial con adoquinado, y el resto cuenta con pavimento pulido./Ernesto Pascual
La calle de la iglesia del Burgo ha recibido un tratamiento especial con adoquinado, y el resto cuenta con pavimento pulido. / Ernesto Pascual

La actuación más ambiciosa en Alfaro de los últimos lustros mejora las redes y la estética de 12 calles del casco antiguo

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Después de diez meses de trabajos, la reforma de las calles del barrio del Burgo, la más ambiciosa acometida en Alfaro en lustros, ha finalizado. Cumpliendo el plazo anunciado por la empresa adjudicataria, responsables del Ayuntamiento recibieron este jueves la obra de la mano de los de la unión temporal formada por Compañía de Obras Públicas, Hormigones y Asfaltos y Proyectos Rioja Construcción.

«Están ejecutadas correcta y satisfactoriamente», valora a este periódico el concejal de Urbanismo y Obras del Ayuntamiento alfareño, Toño Marín, tras la visita cursada junto al arquitecto municipal, el alcalde y el jefe y director de obra.

Inversión
Finalizan con un presupuesto de 1.308.977,10 euros, financiados al 60% por el Gobierno de La Rioja y al 40% por el Ayuntamiento de Alfaro.
Calles mejoradas
Solar (1.137 metros cuadrados), Nuestra Señora del Burgo (1.010), Puebla (550), Viudas (361), Cuatro Reyes (527), Alonso (308), Higueras y Encuentro (681), Muro Alto ( 766), Palomar (269), Magdalena (247) y Jaime I (526 metros cuadrados).
Total
6.383 metros cuadrados de actuación.

Tras acometer durante los últimos días diversos remates, los vecinos de las doce calles remodeladas despertaron este jueves con operarios afrontando la última labor, retirar el cableado aéreo en las fachadas en las que se ha podido soterrar. De este modo, y aunque tenían once meses de plazo de ejecución, las empresas la han finalizado para primeros de septiembre, como se comprometieron.

La reurbanización integral incluye redes y alumbrado, además de la mejora del pavimento

La obra finaliza con un presupuesto de ejecución de 1.308.977,10 euros, lo que ha supuesto un incremento por mejoras en el proyecto respecto al 1.149.943,10 por el que fue contratada. De esa cuantía, el 60% lo aporta el Gobierno de La Rioja y el 40%, el Ayuntamiento.

Ocón: «Una mejora indudable»

El consejero de Gobernanza Pública, Francisco Ocón, ha resaltado este viernes la «indudable» mejora del barrio alfareño del Burgo, del que ha dicho que tiene «identidad propia».

Ocón y el alcalde de Alfaro, Julián Jiménez Velilla, han comprobado el resultado de las obras de reurbanización integral realizadas en el barrido del Burgo, formado por once calles, con una superficie total de 6.383 metros cuadrados, ha detallado el Gobierno regional en una nota.

La obra ha consistido en la renovación de infraestructuras y pavimentos, con una ejecución de once meses y un presupuesto de 1,1 millones de euros, de los que el 60 % ha aportado el Gobierno de La Rioja.

El consejero ha destacado el «escrupuloso» cumplimiento de los tiempos de ejecución y «la indudable mejora de un barrio histórico y con identidad propia».

Jiménez Velilla ha expresado su satisfacción por el resultado de las obras y ha avanzado su intención de complementar esta urbanización del barrio con una pequeña plaza, instalada en un solar actualmente vacío.on identidad propia».

Por otra parte, Ocón se ha referido a la licitación, por parte del Ministerio de Fomento, de las obras de la línea eléctrica, que garantizará el suministro al parque empresarial La Senda, de Alfaro.

«Hoy ponemos el colofón a una muy buena semana para Alfaro, después del desbloqueo de la licitación de la línea eléctrica para el polígono La Senda que tanta falta hace para el municipio y para la generación de empleo y riqueza», ha concluido.

La reurbanización integral ha incluido la renovación de las redes de abastecimiento, pluviales, pavimentación, equipamiento y la canalización subterránea de alumbrado, suministro eléctrico y telecomunicaciones en 6.383 metros cuadrados de doce calles. En este punto, Marín pondera las separativas de pluviales. «Teníamos el problema de que bajaban mezcladas desde la zona del Planillo -apunta-. Se han hecho separativas, lo que va a disminuir el riesgo de que las tuberías entren en carga y afecten a inmuebles».

No aparcar en las aceras

Con el fin de las obras, el tráfico vuelve a la normalidad, pero con una novedad: no se puede aparcar -aunque sí estacionar- sobre las aceras en las calles que las han definido, como Muro Alto. «Son muy estrechas y no dan lugar para aparcar si no es sobre la acera, algo que prohíbe la normativa», expone Marín.