El Ayuntamiento rebaja a 3.630 euros el canon para la cafetería de La Molineta

El Ayuntamiento busca facilitar el servicio para reflotar el servicio a los usuarios del polideportivo./Ernesto Pascual
El Ayuntamiento busca facilitar el servicio para reflotar el servicio a los usuarios del polideportivo. / Ernesto Pascual

Los dos anteriores concesionarios renunciaron y ahora el precio se ha recortado a una tercera parte del abonado en el 2017

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El Ayuntamiento de Alfaro vuelve a sacar a concurso la gestión de la cafetería-restaurante del polideportivo municipal de La Molineta. Una nueva oportunidad para intentar devolverle el esplendor y la popularidad que tuvo hace unos años y que no termina de recuperar a pesar de pasar por diversas manos en los últimos tiempos.

Por tramitación urgente tras la aprobación del pliego por parte de la Junta de Gobierno local, con un plazo para presentar propuestas que finaliza a las 14 horas de este viernes 12 de abril, el Ayuntamiento saca este contrato de servicios por un precio de 3.000 euros al año (más 630 correspondientes al IVA). Mientras deberá satisfacer ese canon al Ayuntamiento por mensualidades, las retribuciones para el adjudicatario llegarán a través de la explotación a su riesgo del inmueble.

EN EL POLIDEPORTIVO

A contratar
El servicio de explotación de la cafetería-restaurante del polideportivo municipal de La Molineta
Canon
De 3.000 euros al año (más 630 por el IVA), con un plazo de 3 años y opción a dos prórrogas de un año. Las retribuciones para el adjudicatario resultarán de la explotación del servicio

La cuantía del canon ha descendido notablemente durante los últimos años, desde los 11.461,50 contemplados en el 2013, pasando después a 9.000 en el 2017. Ante esta bajada, el Ayuntamiento alude en el pliego de condiciones a la crisis que azota los últimos años, considerando que «en la actualidad es complicado poner en marcha un nuevo negocio, con todo el proceso de adaptación y captación de nuevos clientes del servicio que eso supone». «Es por ello que el Ayuntamiento desea ser flexible y no establecer un canon que sea excesivamente alto, ofreciendo la posibilidad a presentarse a candidatos de carácter más humilde y ámbito familiar», expone en el pliego.

En este punto, los dos adjudicatarios que han estado al cargo de la cafetería municipal en los últimos tiempos han renunciado al contrato «alegando grandes pérdidas» en la explotación. De ahí el «esfuerzo» del Ayuntamiento por reducir el precio anterior del contrato para «facilitar la posibilidad de optar a la licitación a distintos candidatos sin que les entrañe pérdidas irreparables y así contribuir al objetivo de que el servicio de cafetería-restaurante de las instalaciones deportivas salga adelante, se lleve a cabo de forma adecuada y continuada para ofrecer un buen servicio a los usuarios».

Y el Ayuntamiento la contrata por una duración de tres años, para favorecer que los interesados puedan prever un proyecto a largo plazo. Además, el pliego contempla la posibilidad de dos períodos de prórroga de un año cada una.

Ante la proximidad del vencimiento del actual contrato, el Ayuntamiento busca con este contrato que el servicio siga prestándose tanto a los usuarios de las instalaciones deportivas como a todo el público, evitando que se produzca su cierre temporal.