Amigos de la Tierra pide a La Rioja y Navarra recuperar el buen estado del Alhama

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Sumándose a la denuncia del colectivo ecologista pamplonés Gurelur, Amigos de la Tierra de La Rioja ya denunció en septiembre que el río Alhama sufría vertidos de aguas residuales desde la estación depuradora de Corella, unos kilómetros antes de que llegue a Alfaro.

Después de que en las últimas horas el Gobierno de Navarra haya descrito la calificación del río como «de buen estado ecológico», el colectivo ecologista riojano negó esa valoración ayer a través de una nota de prensa, subrayando que «cuando vuelve a La Rioja después de haber pasado por diversas localidades navarras nos encontramos con un río contaminado y sumamente degradado».

A la espera de los pasos que dé la Fiscalía de Navarra en su investigación por las denuncias presentadas, Amigos de la Tierra La Rioja insta a la Confederación Hidrográfica del Ebro y a los gobierno riojano y navarro a colaborar «para recuperar el Alhama». Para ello, requiere que finalicen los vertidos tanto «legales como ilegales», a efectuar deslindes de riberas y clausurar las captaciones ilegales del acuífero del río, entre otras acciones.