Amigos de la Tierra lleva a la Fiscalía riojana el vertido en Corella al río Alhama

El colectivo ecologista pide restaurar la zona de forma ambiental y desmantelar el vertido

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Tras varias denuncias públicas, tanto por su parte como por la del colectivo ecologista pamplonés Gurelur , desde septiembre a marzo pasado, Amigos de la Tierra de La Rioja llevó ayer a la Fiscalía de Medio Ambiente de La Rioja la «reiteración en el vertido de aguas residuales al río Alhama a su paso por Corella, sin realizar el preceptivo tratamiento», unos hechos que afectan a su posterior tramo riojano, entre ellos el urbano por Alfaro hasta su desembocadura en el Ebro.

En la denuncia presentada ayer ante la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Amigos de La Tierra relata vertidos directos de aguas residuales sin depurar ya el 22 de julio del 2018 a una pequeña madre del Alhama a su paso por Corella. Según las coordenadas que aporta, el punto se ubica aproximadamente a un kilómetro aguas arriba del punto de vertido autorizado de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Corella y «procedía de la red de saneamiento de esta localidad», tal y como relata el colectivo ecologista riojano en su texto.

Tras aquella primera denuncia, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) se personó aquel mismo día en el lugar. «Este vertido directo al río procedente de la red de saneamiento sin el previo paso por depuradora fue cortado, pero el estado en que se encuentra el punto de vertido en el interior del río Alhama es nefasto -apunta en su denuncia Amigos de la Tierra de La Rioja-, con un olor fuerte muy desagradable donde persisten los sólidos depositados y las aguas están altamente contaminadas, dándose unas condiciones de insalubridad que podrían afectar a la población local».

Con el asunto trasladado a la Fiscalía riojana, Amigos de la Tierra demanda la urgente restauración ambiental de la zona, «extrayendo del lugar los contaminantes para su posterior tratamiento en planta autorizada». Del mismo modo, plantea desmantelar el punto de vertido. Así, el colectivo riojano intenta actuar y replicar al Gobierno de Navarra, que días atrás defendía la «buena salud» del Alhama.