Alfaro registra una cuarta cogida en sus encierros

Además del cogido, el encierro dejó buenos recortes. :: E.p./
Además del cogido, el encierro dejó buenos recortes. :: E.p.

Un hombre de 55 años fue evacuado en ambulancia tras sufrir una conmoción

E. PASCUAL

Dicen los aficionados que en el riesgo está la emoción. Pues los encierros de estas fiestas del Burgo alfareñas han resultado demasiado emocionantes: después de las tres cogidas lamentadas en el matutino del sábado, dos de ellas con cornada -una a un menor de 15 años-, el segundo y último encierro de las fiestas por la patrona alfareña vivió en la tarde de ayer una cuarta, a un vecino de la localidad de 55 años que fue levantado por los aires por una vaca, sufriendo un fuerte golpe en la cabeza al caer contra el suelo.

Después de recibir la llegada de la X Ruta Jacobea del Ebro al mediodía, el ambiente volvía a citarse por la tarde en el sinuoso recorrido de la suelta de vacas por las calles Tejerías, Tudela y Trasmuro. Con mucho público en las calles, tras el vallado y en balcones y ventanas, tras una hora transcurrida, un vecino salió a citar a una vaca que bajaba la calle Tudela. Se quedó viéndola pasar sin percatarse de que venía otra por detrás, que le levantó por los aires e hizo ademán de embestirlo en el suelo, pero pronto la citaron otros corredores. El fuerte golpe contra el suelo dejó al vecino inconsciente, con una brecha en la cabeza. Pero en el momento de ser evacuado por la ambulancia, recobró la consciencia y recibió el aplauso de sus vecinos.

Tras el susto, las terrazas se llenaron, al igual que la degustación de migas ofrecida en la plaza Trinquete. Con ese ambiente finalizaban las terceras y últimas fiestas del año para los alfareños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos