Alfaro honra a sus patronos

Cientos de alfareños acompañaron a la imagen de San Ezequiel, que abrió la procesión, y la de San Roque en la cita principal del día grande de las fiestas. /Ernesto Pascual
Cientos de alfareños acompañaron a la imagen de San Ezequiel, que abrió la procesión, y la de San Roque en la cita principal del día grande de las fiestas. / Ernesto Pascual

Las fiestas dedicaron ayer su día grande a San Roque y San Ezequiel con misa y procesión por el centro

ERNESTO PASCUAL

La semana más alegre de Alfaro está motivada por ellos, por sus patronos. Cumpliendo con la tradición, los alfareños se vistieron de gala en la jornada de ayer y se lanzaron de nuevo a la calle para dedicar a San Roque y a su paisano San Ezequiel el día grande de sus fiestas.

Tras despertar a la tercera jornada festiva como es habitual con el encierro y la prueba, el jolgorio se vestía de solemnidad para acudir a la colegiata de San Miguel a la función en honor de San Roque y San Ezequiel. En ella, todos también tuvieron presente a la patrona de Alfaro, la Virgen del Burgo, a la que dedicarán sus fiestas el 8 de septiembre -sin apenas haber podido recuperarse del feliz ajetreo callejero de éstas de agosto-.

PROGRAMA PARA HOY

- 09.00
Encierro de reses bravas y prueba en la plaza.
- 1.30 1
Homenaje a los mayores.
- 12.15
Banda de música infantil.
- 12.30
Marionetas M. Villarejo.
- 18.30
Gran Prix Toropasión.
- 20.00 y 23.00
Sesiones de la orquesta Primera Plana.
- 02.00
Certamen Comeflanes.

Tras la eucaristía, en la que se repasó la figura de San Roque, los alfareños acompañaron en procesión las imágenes de los dos patronos por el centro de la localidad. Con Toño Gurría como mayordomo de la cofradía de San Roque, a quien su abuelo apuntó de niño como el mayor de sus hermanos, participaron también en la misa y la procesión los pregoneros de estas fiestas del 2018, los hacedores de los Judas, y representantes de las administraciones regional y de ayuntamientos vecinos. Así, junto a la alcaldesa alfareña Yolanda Preciado, encabezaron la comitiva la presidenta del parlamento riojano, Ana Lourdes González, y Begoña Martínez Arregui, consejera de Presidencia, Relaciones Institucionales y Acción Exterior, en representación del Gobierno de La Rioja -recordemos que el presidente regional, José Ignacio Ceniceros, estuvo en el cohete el martes porque ayer dedicaba el día a las fiestas de su localidad, Villoslada-.

La música y las danzas tradicionales guiaron el paso de los santos por las calles alfareñas

Otra figura llamó la atención de los vecinos, la presencia de Marcelino Lobato, el peregrino leonés afincado en Logroño que es la imagen del Camino de Santiago. Vestido con su bastón, calabaza y concha, respondió a la invitación de la Asociación de Amigos del Camino para seguir promocionándolo entre los alfareños.

Desde la plaza de España, la procesión se encaminó por la calle Losada para llegar a Mayor y descender a avenida Burgo Viejo. En su trazado, música. Y de todos los sonidos que acompasan la tradición: grupos de gaiteros daban ritmo a los bailes de la comparsa de gigantes y del grupo de danzas, que exhibió una magnífica cantera. En la retaguardia, la Agrupación Musical Alfareña ponía sones solemnes al paso.

Cumpliendo con la tradición, la procesión se detuvo en la ermita de San Roque antes de encarar por Las Pozas el regreso hacia la plaza de España. En ese paseo, danzas de gigantes y de niños. Y mucho cariño de los vecinos hasta regresar a la colegiata de San Miguel. Los alfareños habían honrado a sus patronos. Y les quedan otras cuatro jornadas, hoy dedicada a los mayores, para seguir haciéndolo con su alegría.

Más