Alfaro honra a sus mayores

Los homenajeados en el día del mayor, junto a los representantes municipales y regionales en la Lonja de San Miguel. /Ernesto Pascual
Los homenajeados en el día del mayor, junto a los representantes municipales y regionales en la Lonja de San Miguel. / Ernesto Pascual

Los alfareños rinden homenaje a sus mayores en el ecuador de las fiestas

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Los alfareños atravesaron ayer el ecuador de sus fiestas en honor a San Roque y San Ezequiel. Y lo hicieron guardando un momento para echar la mirada atrás, para reconocer a quienes les han traído hasta aquí y aplaudir lo que han enseñado, aportado y enriquecido con sus valores y sentimientos para ser lo que hoy son.

En el cuarto día de sus fiestas patronales, los alfareños honraron a sus mayores. Entre la algarabía y alborozo que habitualmente vive entre charangas, degustaciones y verbenas, la plaza de España reservó en el mediodía de ayer un momento para el agradecimiento, el reconocimiento y la emoción. Fue el tradicional homenaje que el Ayuntamiento de la localidad y el centro de participación activa dispensan en fiestas a los mayores alfareños.

LA AGENDA DE HOY
9.30
Encierro de toros, de becerras y forcados portugueses
11.00
Competición de petanca
12.00
Degustación de migas
12.30
Fiesta de las pompas
17.30
Encierro de reses bravas
18.30
Tardes de Monasterio con Ojaluna Percusión y Moly Dj
19.30
Maese Villarejo
21.00
Encierro toro de agua
22.30
Cena popular del 'entreverado' para hijos del baby boom
23.30
Orquesta La Principal
23.30
Gran Prix en la plaza

Con decenas de amigos y familiares en la plaza de España, el Ayuntamiento y el hogar escenificaron ese homenaje en cuatro alfareños. Por un lado, el centro de participación activa entregó placas a sus socios de más edad, Delfín de Diego Pérez, de 87 años y fundador de la rondalla, y Aurora Eguren León, de 86, e integrante tanto de su grupo de teatro como de la rondalla. Con estos ejemplos, dieron muestra de la importancia que tiene participar en las diversas actividades e inquietudes que se proponen en la ciudad para todas las edades.

«Estamos todos deseando participar en las fiestas»
Juan José Soto, presidente del Centro de Participación Activa

Fiestas tras fiestas, el centro de participación activa está presente. «Y que dure muchos años –desea su presidente, Juan José Soto–. Hay que procurar que la gente lo mantenga». Como buena noticia, Soto valora cómo cada vez alfareños más jóvenes se adentran en las actividades y servicios que propone el centro a lo largo del año. Y, una vez que llegan las fiestas, no hace falta dar aviso: los socios se presentan voluntarios para las distintas actividades, como elaborar la carroza, que este 14 de agosto logró el segundo premio tras dos meses de mucho trabajo. «Estamos todos en plan de juerga y deseando que lleguen las fiestas para participar en las carrozas, en la rondalla...», cuenta.

A continuación, el Ayuntamiento homenajeó a los alfareños de más edad que pudieron estar, por unas u otras razones, en el acto. Así, entregaron una placa y un ramo de flores a Primitiva Liroz Arizcurri, de 97 años, y a Florencio Moreno López, de 94. «Seguid disfrutando de las fiestas con alegría, participando en la rondalla, en el concurso de carrozas, en el torneo de petanca», les deseó el alcalde alfareño, Julián Jiménez Velilla, quien comparó las fiestas de ahora con las de antes, en las que «disfrutábamos igual pero distinto, y en las que bailábamos agarrados de verdad en el baile del frontón o de la Abadía, no como ahora».

Junto a representantes de la Corporación, del centro de participación activa y la pregonera de estas fiestas, Arancha Sola, también contribuyó al acto la directora general de Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja, Mari Cruz Díez Acha. «Este es un reconocimiento al esfuerzo, ejemplo y trabajo de quienes nos han hecho ser lo que somos», sonrió.

Desde ese ejemplo, y bajo un sol cálido de verano, los alfareños continuaron con los senderos de la tradición que marca su alegría en fiestas. La rondalla del centro de participación activa puso la música con canciones populares antes de que la expandiera por las calles céntricas la banda infantil de la Escuela Municipal de Música. Mientras en la plaza muchos esperaban a la degustación de chistorra y panceta asadas, cientos de vecinos se lanzaban al vermú en barras y terrazas. Se alimentaban para una tarde con encierro y para llegar a una noche que se esperaba multitudinaria y larga.