Alfaro contrata el proyecto para reparar el rebosadero de la piscina

Personal especializado ha señalado que el rebosadero de la piscina se encuentra dañado en diversos puntos, provocando las fugas./Ernesto Pascual
Personal especializado ha señalado que el rebosadero de la piscina se encuentra dañado en diversos puntos, provocando las fugas. / Ernesto Pascual

Una asesoría ha detectado que la estructura está dañada en varios puntos, siendo el origen de fugas de 80 millones de litros cada temporada de baño

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El Ayuntamiento de Alfaro ha comenzado a dar los pasos para evitar que la piscina del polideportivo municipal La Molineta continúe perdiendo unos 400.000 litros al agua cada día de la próxima temporada de verano. El primer paso, contratar la redacción del proyecto para los trabajos que reparen su rebosadero. Con él en las manos, el segundo será licitar la ejecución de las obras dentro de este año para que estén dispuestas para la próxima campaña de baño.

Con el acuerdo de la junta de gobierno local, el Ayuntamiento contrata de urgencia, con un plazo que acaba este lunes, la redacción del proyecto, la dirección facultativa y la coordinación de seguridad y salud de las obras por un precio de 6.000 euros (más IVA). Desde ese proyecto, contratará los trabajos, para los que tiene reservados 108.206 euros con cargo a lo ahorrado por el superávit del ejercicio 2018.

Desde hace alrededor de 5 años, la brigada municipal de obras ha señalado esa pérdida por un fallo en el sistema de recogida y conducción de agua al rebosadero de la piscina municipal. Esas pérdidas diarias llevan a sumar 80 millones de litros durante todo el verano, según un informe técnico del Ayuntamiento, que equivale al consumo de ocho días de toda la ciudad. Y en términos económicos, supone 62.089,30 euros por temporada.

El Ayuntamiento abre hasta el lunes el plazo para presentar ofertas al contrato de redacción

Después de numerosas pruebas, la ayuda de personal especializado ha permitido señalar que el rebosadero está dañado en varios puntos de su longitud. Apuntando ahí para el origen de las fugas, los servicios técnicos del Ayuntamiento se centran en él de cara al encargo de redacción del proyecto para la reparación del rebosadero.

Desde esa detección, el Ayuntamiento plantea para que se contemplen en la redacción del proyecto obras como levantar el perímetro de la piscina en la zona de playas, canal de rebose incluida, dejando la coronación en el muro de hormigón limpio, desmontar el colector y sus accesorios, rellenar el perímetro de la piscina con nivelación en pendientes hacia los depósitos de compensación, colocar un nuevo colector de recogida de aguas de rebose del vaso o realizar un canal de rebose nuevo antes de hormigonar.