Un alfareño más de pleno derecho

Las hijas de Iglesias, sus padres y sus suegros. :: E.p./
Las hijas de Iglesias, sus padres y sus suegros. :: E.p.

El Ayuntamiento de Alfaro nombró ayer hijo predilecto al coronel José Antonio Iglesias Pollo

Como alfareño ya de pleno derecho, me comprometo a hacer defensa pública de nuestro pueblo, porque, cada uno en su ámbito y desde sus posibilidades, tenemos que presumir de nuestra historia, patrimonio, gastronomía y, sobre todo, de su buena gente y podemos mejorar con la ayuda e impulso de todos». Fueron las palabra con las que el coronel José Antonio Iglesias Pollo recibió anoche el nombramiento como hijo adoptivo de Alfaro. «Un reconocimiento que me llega al corazón», agradeció antes de lanzar con todos los que llenaron el salón de actos del Palacio Abacial un «¡Viva Alfaro!».

Quien está al frente de la Unidad de Acción Rural de la Guardia Civil, cuya base en Logroño es referente internacional en la lucha contra el terrorismo, recordó su nacimiento en el salmantino pueblo de Moriscos. Lo hizo ante sus emocionados padres, Antonio y María Antonia, que ocupaban la primera fila junto a sus hijas Paula y Carmen y sus suegros Mariano Cuartero y Charo.

Tras ellos, toda la familia Mangado Cuartero. «Agradezco a mi mujer Charo que me descubriera lo que es tener raíces, sentir un sitio», sonrió ante su numerosa familia alfareña.

Junto a los integrantes de la Corporación alfareña, el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, y el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, poblaban buena parte del salón los integrantes de la cuadrilla de la huerta del Chichán, el lugar de encuentro y celebración para las fiestas que Iglesias Pollo tanto gusta disfrutar. Entre ellos, Víctor Navajas, quien fuera nombrado 'hijo predilecto' de Alfaro en junio del 2010 junto a Luis Carlos Martínez como responsables de AEMA, acto en el que fue nombrado hijo adoptivo José María Cantero, de TRW Automotive.

Junto a muchos amigos alfareños, también le acompañaron sus cuadrillas de Logroño, donde Iglesias Pollo reside. Y también quisieron estar en el acto compañeros suyos de la Guardia Civil y de la Unidad de Acción Rural, como Peláez, Fernández, Manchado, el teniente coronel Galloso, el teniente coronel Mimbredo, el coronel Raposo y Moisés. A todos ellos, Iglesias repitió «gracias».