El Ayuntamiento de Lardero trasladará al cementerio nuevo un centenar de muertos no reclamados

Puerta de acceso al viejo cementerio, oficialmente clausurado, con su característica inscripción. /Pilar Hidalgo
Puerta de acceso al viejo cementerio, oficialmente clausurado, con su característica inscripción. / Pilar Hidalgo

El Consistorio exhumará de oficio los últimos restos antes de demoler el antiguo camposanto

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El antiguo cementerio de Lardero da sus últimos suspiros. El Ayuntamiento de esta localidad ha adjudicado recientemente la exhumación de los restos que aún alberga antes de proceder a su demolición.

El Consistorio 'cigüeño' inició en octubre del 2017 el expediente para la clausura definitiva del viejo camposanto ante la Consejería de Salud. El decreto regional en la materia fija que tienen que transcurrir un plazo mínimo de 10 años desde la última inhumación para proceder al cierre definitivo. En el caso del antiguo camposanto de Lardero este periodo se ha rebasado ampliamente, ya que no se han llevado a cabo enterramientos en el mismo desde el 16 de mayo de 1992 (hace cerca de 27 años).

Sin embargo, el viejo camposanto de Lardero no pasa inadvertido. Situado en una de las salidas del casco urbano hacia la N-111, llama la atención porque sobre su puerta de acceso figura la inscripción 'Aquí os esperamos'.

El Consistorio baraja reubicar en el nuevo camposanto la leyenda 'Aquí os esperamos'

Durante el 2018 se abrió un proceso de tres meses para que las personas que se considerasen interesadas trasladaran los restos mortales del antiguo al nuevo cementerio de la localidad. El Consistorio estimó entonces que el primero podía hospedar aún entre 200 y 250 restos.

Ese plazo concluyó en verano (momento desde el que está oficialmente cerrado) y tras el cual el Ayuntamiento debe actuar de oficio para exhumar los restos todavía existentes. El alcalde del municipio, Juan Antonio Elguea, apunta que rondan aproximadamente el centenar y el trámite consiste «normalmente en llevarlos al osario del camposanto nuevo».

En verano, por cuestión de temperaturas, no se puede realizar esta operación; por lo que se hará ahora. El Consistorio ha adjudicado la exhumación de restos a Tanatorio y Funeraria Nuestra Señora Virgen de las Angustias en cerca de 13.900 euros.

Cuestión demográfica

El nuevo cementerio de Lardero, ubicado en las inmediaciones del polígono industrial La Variante, acogió su primer enterramiento el 27 de junio de 1992. Su construcción vino motivada por el exponencial crecimiento demográfico que ha registrado la localidad en los últimos años.

Los presupuestos municipales para el 2019 contemplan una partida para demoler en este año el antiguo camposanto. «Quedará un solar que sólo puede destinarse a dotaciones públicas y la Corporación tendrá que decidir el uso que le dará», señala Elguea. Desaparecerán entonces sus muros, pero no todos sus elementos. El Consistorio baraja reubicar en el nuevo la característica inscripción de 'Aquí os esperamos'.