Abandonan el PP tres de sus cuatro ediles en el Ayuntamiento de Viguera

Manzanos (enfrente en la mesa) y, a la derecha, Cabezón, Santibáñez, la secretaria municipal y Benito, en un reciente pleno. :: sonia tercero/
Manzanos (enfrente en la mesa) y, a la derecha, Cabezón, Santibáñez, la secretaria municipal y Benito, en un reciente pleno. :: sonia tercero

Las bajas llegan quince días después de que la Justicia condenara a uno de estos concejales por pincharle las ruedas a un ecologista

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El Partido Popular en La Rioja hizo pública ayer la renuncia «voluntaria» a continuar representando a esta formación de tres de sus cuatro concejales en Viguera (José Julián Cabezón, Ignacio Herce y Rubén Benito), con lo que hasta las próximas elecciones locales del 2019 sólo permanecerá en el Grupo Municipal el que era su portavoz, Álvaro Manzanos.

La baja de los tres ediles, fruto de una «decisión personal» según la dirección regional, llega dos semanas después de que la Justicia condenara a Ignacio Herce (segundo teniente de alcalde) y Aitor Santibáñez (alcalde de Viguera) por pincharle las ruedas del coche a un ecologista. El Grupo Municipal Popular sostenía hasta ahora a Santibáñez al frente del Consistorio. Santibáñez fue expulsado del PP el pasado marzo, después de ser detenido por la UDYCO, y quedar en libertad horas después, por un presunto delito de malversación y falsedad documental.

Los tres concejales que han presentado recientemente su renuncia continuarán en sus cargos como ediles no adscritos. Sólo uno de ellos estaba afiliado al PP, formación de la que también se ha dado de baja.

El coordinador general del PP en La Rioja, Diego Bengoa, reconoció que «los acontecimientos que han sucedido en Viguera en los últimos tiempos han motivado esto». Y desechó la posibilidad de que Cabezón (primer teniente de alcalde), Herce y Benito puedan volver a representar a este partido. «De cara a la próxima legislatura no podrán venir con nosotros», advirtió.

Dado que el PP se queda con un único edil en Viguera, Bengoa reparó en que «ya no tenemos votos para impulsar una moción de censura», como así le ha reclamado insistentemente la oposición. Para proponer una moción de censura hace falta disponer de la mayoría absoluta del número de concejales.

El secretario de Participación Institucional del PSOE, Raúl Díaz, consideró que la renuncia de los tres ediles constituye «una vuelta de tuerca más» que deja al Consistorio de Viguera en «una situación de interinidad, con el agravante de que los que lo gobiernan son delincuentes».

Díaz, en representación del principal partido de la oposición en Viguera, acusó al PP de ser «incapaz de poner cordura y salubridad» en este ayuntamiento. Asimismo apuntó a José Ignacio Ceniceros, presidente del PP riojano, como «cooperador necesario» para que «esta situación persista en Viguera y no se pueda sacar adelante una moción de censura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos