El río Oja sigue estando completamente seco a su paso por Santo Domingo

El cauce del Oja, con la pasarela peatonal al fondo. :: albo/
El cauce del Oja, con la pasarela peatonal al fondo. :: albo

El agua discurre por las localidades situadas cauce arriba y se filtra al llegar al término calceatense

J. ALBO

Dicen en Santo Domingo de la Calzada que, por estos lares, «el Oja baja cuando se le antoja». Está claro que, de momento, no es el caso, porque por el ancho cauce que al 'forastero' hace pensar en un caudaloso río (que casi nunca lo es) no baja en estos momentos ni gota de agua. Al menos no se ve, porque si uno remonta el cauce en dirección a Santurde de Rioja puede comprobar que por esta localidad discurre ya mucha, la cual se filtra en su camino hacia la ciudad calceatense y va llenando el gran acuífero soterrado bajo buena parte del término municipal. Es decir, está ahí pero no se deja ver... aún.

A este gran depósito subterráneo, como observa un experimentado agricultor que prefiere no desvelar su nombre, le debe quedar poco para llenarse y hacer que el agua aflore a la superficie del cauce, porque recientemente pudo ver algún charco en las cercanías del puente del Santo. «Poco a poco se va llenando», indica. No es ésta, por otra parte, una situación inédita; ni siquiera infrecuente. «Muchos meses de enero ha bajado el río seco», indica la misma fuente. Ni siquiera la visión de la nieve en la sierra hace pensar en cambios inminentes, que en opinión del consultado llegarán con «lluvia fuerte o el deshielo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos