Autol construye una pasarela que unirá la población con el parque de los Picuezos

La pasarela está siendo realizada en una empresa local. :: m.f./
La pasarela está siendo realizada en una empresa local. :: m.f.

El puente peatonal se está ejecutando en una empresa de la localidad y estará instalada antes del día 30 de septiembre

M. FÉLEZ

Desde hace poco más de un mes se están llevando a cabo los trabajos a través de los que se colocará una pasarela que una la población de Autol (desde la antigua fábrica de la Emperatriz) con el parque de los Picuezos, una zona de ocio muy utilizada por niños y familias que tiene en la actualidad un mal acceso ya que hay que atravesar uno de los túneles con los que cuenta el municipio con el grado de peligrosidad de conlleva por el alto índice de tráfico que discurre por el mismo.

Los trabajos, que comenzaron hace poco más de un mes, han consistido en hacer un acceso por el otro lado de la roca en la que se encuentra el castillo de Autol de forma paralela al transcurso del río Cidacos. «Era la única forma de acceder al parque de una forma segura», explica Catalina Bastida, alcaldesa de la localidad. Para ella éste es uno de los proyectos principales del municipio ya que «se trata de un parque muy utilizado por las familias y con un acceso muy peligroso y para nosotros era fundamental ofrecer la seguridad necesaria para poder acceder a él», comentaba.

La pasarela, que se está ultimando estos días en la empresa Estructuras y Cubiertas Metálicas Luis Bastida de Autol, tiene 60 metros de longitud y 2,5 metros de anchura. El esqueleto de la misma está realizado en tres únicas piezas de acero corten que pesan un total de 50 toneladas y el revestimiento tanto en el suelo como en los pasamanos (adaptados para personas con discapacidad) es de troncos de madera de pino.

La pasarela, por la que podrán también pasar bicicletas ya que se ha convertido en una parte más de la vía verde del municipio, estará iluminada para que el paseo nocturno también sea agradable.

Tres piezas forman la estructura principal de la pasarela. La central, que resulta ser la más pequeña, servirá además como mirador con una estructura que entra hacia el río y que podrá servir en un futuro como enlace a otra pasarela que permita cruzar el Cidacos. «Queremos crear otra zona de esparcimiento al otro lado del Cidacos y por eso se ha previsto esta parte central para que algún día se pueda unir a otra pasarela y así acceder a ella», comenta la alcaldesa.

El coste total de la pasarela asciende a 246.000 euros (IVA incluido) de los que 90.000 van a ser subvencionados por la Asociación para el Desarrollo Rural 'La Rioja Suroriental' a través de fondos europeos. Será a lo largo del mes de septiembre cuando los catones vean como se finaliza la obra ya que esta subvención obliga a que la infraestructura esté finalizada para el 30 de este mes.

 

Fotos

Vídeos