Briones abre la temporada de las ferias de antigüedades en La Rioja Alta

La plaza Mayor de Briones acogió su V Feria de Antigüedades. /
La plaza Mayor de Briones acogió su V Feria de Antigüedades.

Los próximos fines de semana Ezcaray y Sajazarra contarán con puestos de anticuarios y colección

D.M.A.

Ha comenzado la temporada de ferias de antigüedades y coleccionismo por los pueblos de La Rioja Alta. Ayer, domingo, fue Briones el que celebró su V Feria de Antigüedades, promovida por su Ayuntamiento. En los fines de semana sucesivos la mayor parte de los puestos se trasladarán a Ezcaray, Sajazarra y Cirueña, reunidos por la asociación de anticuarios Arnes.

En la jornada celebrada en Briones acompañó la meteorología y, desde su apertura, a las 11 horas, numeroso público pudo contemplar las antigüedades, objetos de coleccionismo, de segunda mano, 'vintage' y curiosidades, hasta las 21 horas. Una treintena de puestos adornaron la plaza Mayor y las calles San Juan y Maestro Juan José Bergareche, donde se situaron los puestos especializados en material bélico.

En este tipo de ferias se puede encontrar de todo y buen ejemplo fue lo que se pudo ver ayer en Briones, con puestos de viejos discos, vinilos y casetes musicales, coches de juguete, muebles, ropa, juegos infantiles, botellas de gaseosa, monedas, cómics, vajillas, bicicletas, instrumentos de labranza, lecheras, candelabros, muñecas, libros, jarrones...

Un autógrafo de Fraga buscaba nuevo dueño, al igual que un saco de Correos de 1987. Una mujer buscaba aldabones para las puertas de su casa, un hombre inspeccionaba los coches de juguete, un joven investigaba un tebeo de Tintín en chino y un matrimonio curioseaba libros. Entre los títulos, algunos hacían dudar sobre si encontrarán otra estantería, como el allí visto 'Hitler y el otro sexo', obra de Jesús Ruiz.