'Euphoria', adolescentes al natural

Zendaya, en 'Euphoria'./
Zendaya, en 'Euphoria'.

La nueva serie de HBO da buena cuenta de los problemas a los que se enfrentan las nuevas generaciones

ALMUDENA SANTOS

Drogas, sexo, ansiedad, problemas de identidad, traumas, amor y amistad son los principales temas por los que circula la nueva serie de HBO, 'Euphoria'. Es la historia de la que todo el mundo habla este verano, acallando, en cierto modo, las críticas que se cebaron con el final de la última temporada de 'Juego de Tronos'. Un éxito casi parejo al de otra de las series de la plataforma que ha funcionado recientemente, Chernobyl.

Esta es la historia de Rue (Zendaya, una antigua chica Disney), una narradora -poco fiable, todo hay que decirlo- que describe cómo fueron sus años de secundaria a partir de un altercado que sufrió con las drogas. Es una adolescente que da voz a los que problemas que muchos de ellos sufren hoy en día y habla sin eufemismos de cómo las nuevas generaciones afrontan el consumo de alcohol y drogas, de la presión que sienten con el mundo que les rodea y las críticas a las que están expuestos. Poco a poco, iremos conociendo al entorno que rodea a Rue. Comienza con su familia, su madre (Nika King), y su hermana (Storm Reid). Continúa con su mejor amiga desde la infancia, Lexi Howard (Maude Apatow); su nueva amiga, Jules Vaughn (Hunter Schafer) y con sus compañeros de clase, desde el capitán del equipo de fútbol hasta una chica con no demasiados amigos

Con una narración lenta y pausada, sobre todo en el arranque de la serie, a lo largo de los ocho capítulos de una hora que contiene la primera temporada, se muestran las noches de los jóvenes, los tonteos con los estupefacientes y otros conflictos con los que lidia esta generación. Reflexiones profundas y alguna que otra enseñanza, sin moralina gratuita, están presentes en todo momento, en una ficción que trata cuestiones que atañen a gran parte de los adolescentes. Los protagonistas de la historia sufren problemas de identidad y orientación sexual y viven las confusiones típicas en esta etapa de la vida. Es un relato enmarcado dentro del género dramático, pues la mayoría de las tramas de cada capítulo apelan a la lucha constante de los adolescentes contra la incertidumbre.

Creada por Sam Levinson, hijo del difunto director Barry Levinson, está basada en su homónima versión israelí, de Ron Leshem, Daphna Levin y Tmira Yardeni. La historia original está basada en hechos reales después de que hubiesen asesinado a un adolescente en un club. La serie contará solo con una temporada más, puesto que el creador ha dicho no estar interesado en contar lo que les deparará el futuro a los protagonistas. Solo hablará de los problemas en los que otros adolescentes puedan verse reflejados.

La primera temporada de 'Euphoria' está disponible en HBO.