Chapuzas a domicilio

Un fotograma de 'Seis días corrientes'./
Un fotograma de 'Seis días corrientes'.

'Seis días corrientes' es una comedia que conjuga la realidad con la ficción y que explora los prejuicios en las relaciones humanas, protagonizada por 'no-actores' que se interpretan a sí mismos

Boquerini .
BOQUERINI .

'Seis días corrientes' es el tercer largometraje de la catalana Neus Ballús, una comedia que está dividida en seis capítulos, uno por cada día de la semana, con actores no profesionales, en torno al quehacer de los trabajadores de una pequeña empresa de fontanería y electricidad de las afueras de Barcelona, que se interpretan a sí mismos. Bajo una capa de humor, ligereza y cotidianidad, las historias ofrecen elementos de reflexión de mayor profundidad.

Neus Ballús (Mollet del Vallès, Barcelona, 1980), conocida en Barcelona como presentadora de los informativos en 8tv y City tv, debutó como directora de cine con 'La plaga' (2013), una película de historias cruzadas que combinaba elementos narrativos del documental y de la ficción, para mostrar un sorprendente fresco de la vida en un barrio de la periferia de Barcelona. Los protagonistas no eran actores, sino que se interpretaban a sí mismos después de haber trabajado con la directora Neus Ballús durante más de cuatro años. Este largo proceso le sirvió a Ballús para mostrar la incertidumbre y el espíritu de rebeldía que caracteriza la España de la crisis. La película se presentó en la Berlinale y logró más de 20 premios por todo el mundo, entre ellos la nominación al Goya a la mejor dirección novel.

Para su segundo largometraje, 'Staff Only' (2018), presentado también en la Berlinale y en el pasado Festival de Málaga, y aún no estrenado, viajó a Senegal para mostrar el quehacer cotidiano de un resort de lujo para jubilados occidentales, dirigido por un español divorciado (Sergi López), al que se ha llevado de vacaciones a su hija adolescente (Elena Andrada), que se aburre en el recinto y que no tarda en salir e investigar los alrededores.

Ahora rueda ya su tercera película, 'Seis días corrientes', que de alguna manera enlaza con los elementos artísticos y narrativos de 'La plaga'. De nuevo con todos los personajes interpretados por 'no-actores', relata una semana en la vida de Valero, Moha y Pep, trabajadores de una pequeña empresa de fontanería y electricidad de las afueras de Barcelona. La película está formada por seis capítulos que narran las situaciones que surgen cuando los protagonistas se enfrentan a una reparación. Cada capítulo corresponde a un día de su semana laboral y se construye alrededor de la relación que se establece entre los protagonistas y la clienta o cliente que ha solicitado sus servicios. El guion lo firma Neus Ballús junto a Margarita Melgar, pseudónimo tras el que se encuentran Montse Ganges y Ana Sanz-Magallón.

Ballús desvela: «Mi padre es fontanero. Esto seguramente explica cómo empezó todo. Después de más de tres años trabajando en el proyecto, las historias y personajes que he ido encontrando no han hecho más que confirmarme el gran potencial cinematográfico de dichas situaciones. 'Seis días corrientes' es una comedia con elementos prestados de la realidad». Dice Ballús que «el modus operandi es el mismo que ya he explorado en trabajos previos como 'La Plaga'. Consiste en realizar un trabajo de campo exhaustivo y riguroso sobre el cual preparar los elementos que formarán parte de la película: protagonistas, secundarios, localizaciones e hipótesis narrativas: y finalmente ponerlas todas en juego durante la filmación. El objetivo es que en el rodaje suceda aquello que todos los que amamos el cine hemos visto en contadas ocasiones; un momento de verdad, mágico, auténtico e imprevisto».

Neus Ballús se ha planteado una meta muy clara: «Con este proyecto quiero profundizar en la práctica del cine de lo real con un lenguaje más libre. Éste es un proyecto que nace de un impulso muy fuerte de explorar las relaciones humanas a la vez que divertimos al espectador. 'Seis días corrientes' nos recuerda, con estos tres fontaneros que visitan casas, que todos somos únicos y excepcionales».

La peculiaridad del filme, producido por Miriam Porté para Distinto Films y El Kinògraf, obliga a rodar la película en 6 semanas alternas, lo que permitirá a los protagonistas compaginar el rodaje con su trabajo habitual. Cada uno de los seis capítulos se rueda en diferentes localizaciones de Barcelona y alrededores, y finalizará el próximo 31 de julio. La película que cuenta con el impulso de la Universitat Pompeu Fabra y la participación de Radio Televisión Española, Televisió de Catalunya y Movistar+ y el apoyo de ICAA e ICEC.

Temas

Cine