El bilbaíno Galder Gaztelu-Urrutia vence en Toronto con 'El Hoyo'

Galder Gaztelu-Urrutia da instrucciones a la actriz Antonia San Juan en el rodaje de 'El Hoyo'./P. Urresti
Galder Gaztelu-Urrutia da instrucciones a la actriz Antonia San Juan en el rodaje de 'El Hoyo'. / P. Urresti

El director consigue el Premio del Público con una cinta de ciencia-ficción ambientada en una prisión extrema donde los reclusos pelean por la comida

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

'El Hoyo' ('The Platform' en su título internacional) no podía haber empezado mejor su carrera comercial. La ópera prima del director bilbaíno Galder Gaztelu-Urrutia ha obtenido el Premio del Público de la sección Midnigh Madness en el Festival de Toronto, un certamen que funciona como lanzadera de algunos de los estrenos más esperados de Hollywood y en el que la cinta de la productora Basque Films era el único título español en competición.

Un gigantesco hangar en el Puerto de Zorroza acogió el pasado año el rodaje de este «thriller social con tintes de humor e intriga y muchas implicaciones morales», en definición de su director. Su principal decorado, que tardó tres meses en construirse y se llevó buena parte del presupuesto, era una imponente estructura de andamios, lonas y madera de 14 metros de alto. Es el 'Hoyo', una particular prisión en un futuro distópico en la que los presos conviven en parejas, hacinados en celdas dispuestas verticalmente. Una plataforma elevadora les lleva cada día la comida durante dos minutos. Y lógicamente los de los pisos inferiores tiene que conformarse con los restos que han dejado sus compañeros de arriba.

«La minimalista furia del filme recuerda a las obras de teatro de Samuel Beckett», alaba la revista 'Variety', la 'biblia' de la industria. Iván Massagué y Zorion Eguileor parecen estar en una función de 'Esperando a Godot'». Antonia San Juan, Emilio Buale y Alexandra Masangkai completan el reparto de la cinta, que tendrá su premiere estadounidense en el prestigioso Festival de Cine Fantástico de Austin y en octubre competirá en el Festival de Sitges.

Ivan Massagué, la plataforma con la comida para los reclusos y el póster internacional del filme, que competirá en el Festival de Sitges.

'El Hoyo' supone el debut en el largo de Galder Gaztelu-Urrutia (Bilbao, 1974), un realizador curtido en los últimos veinte años en el cortometraje y la publicidad. Casi su única localización es esta cárcel de paredes desnudas de hormigón y luz fluorescente. «El Hoyo es un espacio físico y metafórico que te enfrenta a ti mismo y te interroga cómo de solidario puedes llegar a ser. ¿Lo seguirías siendo si tu integridad física se ve amenazada?», inquiere el realizador. En definitiva, una alegoría que remite al enfrentamiento entre norte y sur, entre ricos y pobres y que su autor no se atreve a calificar de ciencia-ficción: «Queda abierto. No se sabe si es una distopía futurista, si transcurre en un presente extraño o hace cien años».

'El Hoyo', que cuenta con la participación de RTVE y EITB y el apoyo del Ministerio de Cultura, tuvo un rodaje complicado debido al espacio reducido de las celdas, de seis por nueve metros, que debían permitir el juego de las cámaras. Los actores trabajaban muchas veces sujetos con arneses, lo que puso en algún aprieto a Antonia San Juan, que padece vértigo. La actriz de 'Todo sobre mi madre' da vida a una reclusa aquejada de una enfermedad terminal que entra voluntaria al Hoyo. Su compañero en la serie 'Gym Tony', Ivan Massagué, también ha ingresado por decisión propia en esta cárcel extrema, bajo la promesa de que en seis meses dejará de fumar y tendrá tiempo para leer en 'Quijote'.