La Rioja

Logroño, 14 jun (EFE).- El torero navarro Javier Marín afronta este nuevo tramo de la temporada "tremendamente entregado, motivado y muy responsabilizado" ante el que considera un tiempo "muy especial" y que incluye formar parte de la próxima feria de San Fermín, en Pamplona, lo que supone "ese reto que siempre esperaba".

Marín (Cintruénigo, Navarra, 1992), que intervino en Logroño el pasado día once en el festejo con el que se cumplió el voto de San Bernabé, patrón de Logroño, ha explicado a Efe que, para él, es "trascendental" verse acartelado en la próxima feria de San Fermín.

Está anunciado en el cartel del 13 de julio, para vérselas con toros de La Palmosilla, junto a José Garrido y quien sustituya a Román, cogido en Madrid.

Ha afirmado que desde, que se hicieron oficiales los carteles, tiene "la vista puesta en Pamplona" y cree que "ahora es el momento".

"Soy consciente que estar en los 'sanfermines' es el perfecto escaparate y el lugar donde debo dar el campanazo que me sirva de trampolín", ha subrayado.

Marín, en su día a día, entrena con "tremenda motivación" y ha añadido que tiene previsto "hacer mucho campo", dado que su preparación pasa por matar toros y por acostumbrarse "al volumen de lo que sale en Pamplona".

Para ello, el diestro se desplazará esta semana hasta tierras gaditanas para visitar y "probarse" en varias ganaderías, entre las que está la de La Palmosilla.

Torrealta, en Cádiz; Goméz de Morales, en Salamanca; y otras en Cáceres son ganaderías que también "pisará" Marín antes del compromiso que centra su atención en Pamplona.

"Quiero palpar de cerca y tener sensaciones delante del toro, ya que es toreando donde se coge el sitio", ha detallado.

Marín, que inició la temporada saliendo a hombros de la navarra plaza de Fitero el pasado mes de marzo, se muestra optimista ante un compromiso que afirma que tiene que "servirme".

Todo tiene que ir "paso a paso", ha dicho el torero, para quien su baza en Fitero "se dio bien" y ha entrado en los carteles de la feria de Pamplona.

Su principal objetivo es que "salgan las cosas", ya que de ello depende en gran medida que "luego surjan otras, como poder confirmar en Madrid", por lo que ahora trabaja para "estar a la altura", ha manifestado.

Marín ha incidido en que es consciente de que "hacerse un hueco" en el toreo no es nada fácil, pero, a día de hoy, su "espejo y motivación" es el caso de Pablo Aguado, un torero joven como él que lo ha logrado.