La Rioja

Logroño, 13 jun (EFE).- La Unión Deportiva Logroñés espera que el próximo sábado Las Gaunas sea "una caldera" y el ambiente ayude al equipo a remontar el 3-1 favorable al Hércules y así llegar a la final por el ascenso a Segunda "porque la ciudad tiene muchas ganas de ver fútbol profesional".

Así lo afirmado hoy el entrenador del equipo riojano, Sergio Rodríguez, quien ha insistido en que el equipo cree en la remontada y para ello ha trabajado desde su regreso a Logroño desde Alicante.

"Trabajamos concienzudamente, sabemos que es un partido decisivo y tenemos muchas ganas de que llegue para reivindicarnos", ha subrayado el entrenador riojano.

En toda su comparecencia ha incidido en el aspecto anímico de su plantilla y ha repetido que "creemos en nuestras posibilidades y aunque seamos realistas, porque sabemos que es difícil también somos optimistas".

Ha pedido a sus jugadores que sean capaces de "hacer un partido perfecto" y cree que tampoco hay muchas cuestiones que cambiar "aunque sí algunas, de forma puntual, para mejorar respecto al partido de ida".

Rodríguez (Logroño.1978) vivió en su infancia la mejor etapa del antiguo Logroñés -club en el que no llegó a jugar hasta su etapa final como futbolista- y por eso es consciente de que "en esta región hay muchas ganas de volver al fútbol profesional".

Por ello está convencido de que "la gente va a acudir al campo, porque quieren ayudar, y nosotros necesitamos que Las Gaunas sea una caldera", ha dicho.

En la primera eliminatoria, ante el Badajoz, Las Gaunas registró su mejor entrada en Segunda B, con 9.141 espectadores.

Y para el encuentro ante el Hércules ya se ha logrado otro récord, el de vender en una jornada, la de ayer, 2.279 entradas, mientras que hoy seguían las colas en torno a las oficinas del club en Las Gaunas.

Además, las peñas del club han organizado para el mismo sábado diferentes actividades y una "quedada" para acudir al campo horas antes del encuentro.

"La gente sabe que les necesitamos y toda La Rioja va a estar con nosotros", ha subrayado el técnico de la Unión Deportiva Logroñés.

En la misma línea, el jugador riojano Iñaki Saenz ha subrayado que el equipo "cada día está más convencido de que se puede".

"Tenemos muchas ganas de darle una alegría a la afición y a nosotros mismos, que nos lo merecemos", ha asegurado, y para ello "vamos a poner un plus de intensidad, pero con cabeza" y "creo que la afición va a ser un factor importante" para "ayudarnos a llevar el partido a nuestro territorio para remontar".