La Rioja

Logroño, 13 jun (EFE).- El consejero de Educación en funciones, Alberto Galiana, ha destacado, en declaraciones a EFE, la normalidad con la que se desarrolla en los centros el calendario de exámenes adelantados, de septiembre a junio, para Secundaria, FP y Bachillerato.

Por segundo año consecutivo La Rioja ha adelantado el calendario de exámenes de septiembre a junio, lo que supone que durante unos días los alumnos que tienen que recuperar reciben clases de refuerzo y los que han aprobado asisten a un programa de actividades complementarias.

Ese aspecto, precisamente, ha motivado "quejas aisladas", reconoce el consejero, entre ellas las UGT, que asegura que de este modo se "penaliza a los buenos estudiantes".

"Cada uno defiende su parcela, pero hay que velar por todos los alumnos", ha asegurado el consejero, quien apela a ver ese programa, para quienes han aprobado "como un aspecto formativo más y no como una ludoteca".

Ha destacado que en este curso se ha mejorado la oferta para los alumnos aprobados "con actividades diversas y complementarias a lo que han aprendido en el curso" de tipo cultural, medioambiental, de refuerzo de la oratoria o de visita a museos, entre otras, todas ellas "para motivar" a los estudiantes.

"Los que han suspendido tienen refuerzo con sus profesores, para preparar la recuperación, algo que ha demostrado ser efectivo, porque ya el curso pasado mejoró el nivel de aprobados en todos los niveles", ha destacado Galiana.

Reconoce que "cualquier medida, como esta que se tomó el año pasado, requiere un periodo de adaptación" y "por eso, es de agradecer el esfuerzo que han hecho los centros, junto a las familias y los alumnos".

Además, "como cualquier medida, hay que hacer una evaluación de la misma, y el nuevo equipo de la Consejería será el que decida al respecto" pero "creo que hay que ver este calendario de exámenes con normalidad".