La Rioja

Logroño, 22 may (EFE).- La Junta de Gobierno Local de Logroño ha aprobado el expediente de contratación del estudio de viabilidad para el Mercado de San Blas, un paso previo a la futura concesión de las obras para su reforma integral y explotación, ha indicado el portavoz del Ejecutivo municipal, Miguel Sainz.

Sainz ha detallado este miércoles en una rueda informativa que, tras la publicación de este acuerdo en la Plataforma de Contratación del Sector Público, se abrirá un plazo de cuatro meses para la recepción de propuestas.

Ha recordado que el año pasado se convocó una consulta preliminar sobre aspectos relacionados con la contratación del estudio de viabilidad y bases técnicas.

Este proceso, ha dicho, ha permitido establecer recomendaciones concretas a la hora de elaborar el pliego de contratación de cara a determinar los nuevos usos y el planteamiento de futuro del mercado.

Además, ha señalado que Gobierno local trabaja desde hace unos años en el diseño futuro del Mercado de San Blas mediante continuas reuniones con los grupos municipales, los comerciantes, los agentes económicos y la empresa estatal Mercasa, así como con representantes de mercados de otras ciudades españolas.

El objetivo del equipo de Gobierno municipal, ha dicho, es que el Mercado de San Blas se consolide como el referente en la compra de productos frescos, pero sin renunciar a otros usos complementarios que hagan más atractiva su oferta.

Ha añadido que el compromiso es transformar el Mercado de San Blas en un mercado moderno, que, "sin perder su esencia, se adapte a las nuevas formas de consumo y consiga captar nuevos clientes".

A su vez, Sainz ha contado que la consulta preliminar, en la que participaron diversas empresas especializadas, incluyó un cuestionario con nueve preguntas relacionadas con el citado contrato para favorecer la participación en el mismo de los operadores económicos, asociaciones y otros agentes privados interesados.

Las conclusiones de este análisis fueron la fundamental implicación de los comerciantes y conocer cuántos seguirán en el proceso; la necesaria aportación económica del Ayuntamiento de Logroño y de los ocupantes de los puestos para la futura financiación de las obras y contar con un equipo multidisciplinar para la elaboración del plan de viabilidad.

Sáinz ha relatado que otras de las conclusiones han sido la gran importancia de los criterios evaluables mediante juicios de valor; determinar el alcance de las reformas permitidas en el Mercado como edificio catalogado y las distintas soluciones según la reforma que se vaya a ejecutar para obtener rentabilidad.