La Rioja

Logroño, 17 abr (EFE).- Todo deportista federado en La Rioja deberá tener un certificado médico, según recoge el Plan Riojano de Asistencia Médica en el Deporte, que ha aprobado este miércoles el Consejo de Gobierno, y que es un instrumento de prevención y control para garantizar la salud de los deportistas.

El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Alberto Bretón, en la rueda informativa posterior al Consejo, ha explicado que este certificado es uno de los aspectos más novedosos del plan.

El objetivo es proteger la salud de los deportistas, comprobar su aptitud física respecto a la actividad deportiva practicada, mediante la realización de reconocimientos médicos.

De esta forma, además de los reconocimientos que se realizan en el deporte en edad escolar, en el deporte federado, las Federaciones Deportivas exigirán, para la expedición de la primera licencia deportiva, superar un reconocimiento médico o contar con un certificado médico equivalente.

Quedarán excluidos los deportistas que hayan superado el reconocimiento médico en el deporte escolar.

Además, en el deporte organizado no federado de alta exigencia, será necesaria la superación de un reconocimiento médico para poder participar en competiciones deportivas planificadas, diseñadas y desarrolladas al margen de las federaciones deportivas riojanas.

Este plan nace de la necesidad de dar respuesta al aumento de la práctica deportiva tanto de competición como de recreación y ocio.

Consta de cuatro programas: ?formación, divulgación, asistencia a competiciones deportivas y aptitud física, destinados a la prevención y control de la salud de los deportistas riojanos?, ha destacado el consejero.

Según ha detallado Bretón, este documento está dirigido a los integrantes de los estamentos deportivos y a jóvenes inscritos en los Juegos Deportivos de La Rioja, y es de aplicación obligatoria para todas las Federaciones Deportivas de La Rioja, organizadores de eventos y actividades deportivas oficiales y no oficiales, así como para los titulares de instalaciones deportivas de uso público.

Con anterioridad a su aprobación por el Consejo de Gobierno, el plan se ha sometido a una consulta pública para recabar las sugerencias de personas, instituciones o federaciones, potencialmente implicadas en el mismo, que han apoyado que todo deportista federado tenga este seguro.

El Plan también determina, entre otros aspectos, que las instalaciones de titularidad pública y aquellas de titularidad privada y uso público, a excepción de las piscinas que se regirán por su propia normativa, deberán disponer de un tipo de botiquín de primeros auxilios determinado, según las características de dicha instalación.

Incluye, entre otras acciones, la edición de trípticos con la información más relevante de primeros auxilios; paneles informativos en los botiquines y otras zonas deportivas con los primeros auxilios básicos para la reanimación y mantenimiento de la oxigenación hasta la llegada del 112; organización de jornadas, charlas y seminarios y la promoción de los cursos de formación en primeros auxilios y en respiración cardiovascular

Por su parte, el Programa de asistencia a competiciones deportivas obliga a que en todos los eventos y actividades deportivas ordinarias de carácter organizado se disponga de unos servicios para garantizar una asistencia sanitaria adecuada, inmediata y eficaz ante posibles acontecimientos lesivos mediante vías preventivas.

De esta forma se requiere contar con un servicio de atención medico sanitaria según el evento del que se trate, y disponer de seguros de accidentes y de responsabilidad civil en todas estas actividades deportivas.

Por último, el plan establece que se fijarán unos Servicios Médicos Deportivos, lo que supone que el médico del Centro de Tecnificación Deportiva Adarraga participará en la elaboración, desarrollo y ejecución de los programas del Plan Riojano de Asistencia Médica en el Deporte.

En concreto, se ocupará del estudio, seguimiento y asesoramiento médico; la organización y participación en seminarios, charlas y cursos sobre medicina deportiva; la colaboración en los reconocimientos médicos a los participantes en los Juegos Deportivos, deportistas de alto rendimiento y tecnificación y deportistas previo pago de precio público.

Además, será el médico personal para deportistas becados, lo que supone la ayuda en la toma de medicaciones en patologías determinadas, el seguimiento de lesiones y el seguimiento de deportistas mediante test físicos. También colaborará con las administraciones públicas en reconocimientos y pruebas médicas y en la atención de lesiones producidas en las jornadas de los Juegos Deportivos.