La Rioja

Logroño, 16 abr (EFE).- Una veintena de mujeres portarán este martes la imagen de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos para dar ejemplo de igualdad entre hombres y mujeres durante la participación en la Semana Santa de Logroño.

Así lo ha afirmado a Efe Paz Lasanta, miembro de la Cofradía de la Santa Cruz de los Hermanos Maristas de Logroño desde 1991 y portadora de este paso desde su creación en 2006 hasta 2018, cuando pasó a ser la "mazo" que guía, un papel realizado hasta entonces por un hombre, con lo que la imagen pasó a ser llevada solo por mujeres.

Lasanta ha indicado que esta iniciativa, que se celebra el Martes Santo, surgió de la idea de que la cofradía tuviera un paso propio y de "por qué no hacer uno dedicado a una Virgen y, entonces, era muy interesante la idea de que las mujeres fueran las portadoras", lo que supuso la consecución de "un sueño".

"Al ser la Virgen, se pensó que podía ser una buena idea que la portasen las mujeres y nuestra respuesta fue 'mil veces sí', sin ningún tipo de cortapisas, fue muy ilusionante en cuanto se puso encima de la mesa", ha señalado.

Trece años después del germen de esa idea, la imagen de la Virgen es portada de forma exclusiva por mujeres desde la Plaza de San Bartolomé de Logroño por la calle Herrerías, Travesía de Palacio, Marqués de San Nicolás, Sagasta, Portales, Plaza Amos Salvador y de vuelta al punto de partida.

Ha apuntado que ser elegida la nueva "mazo" de este paso le hizo "muchísima ilusión" y le dio una nueva responsabilidad, que es que todas las participantes, quienes tienen "el mismo nivel de compromiso", estén "cómodas y que no haya un sobresfuerzo" al portar la imagen, que pesa 450 kilogramos, durante tres horas.

La Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos sale dos veces al año, en Martes Santo y el domingo más próximo al día de la Virgen del Rosario, el 7 de octubre, fecha en la que va en procesión desde el Colegio Maristas de Logroño hasta la Parroquia de Nuestra Señora de la Vid, en el barrio de Cascajos.

Lasanta ha especificado que ese día está abierto a que la porten también hombres, pero el año pasado este paso fue conducido solo por mujeres y se prevé que este año suceda lo mismo.

"Esta imagen se encargó porque queríamos huir de las vírgenes dolorosas castellanas y sevillanas para buscar una seña de identidad que fuera muy nuestra, y estamos encantados con el resultado porque la vemos guapísima", ha subrayado.

Ha destacado que este paso portado solo por mujeres "enriquece" la Semana Santa logroñesa, calificada Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2016, porque sale de la "generalidad" de que los portadores en las procesiones sean hombres.

"Enriquece que todo el mundo se implique por cualquier motivo, puede ser por creencia, por penitencia o por una promesa", ha incidido, y "aporta que la mujer se implique y que no haya diferencias entre hombres y mujeres, que seamos iguales".

La respuesta de las mujeres de otras cofradías, ha asegurado, "es muy importante porque les gusta, se animan y se acercan, es muy interesante para todo el mundo, ya que para los hombres también es interesante que haya un paso de mujeres".

El pasado día ocho, esta cofradía realizó un llamamiento para reclutar a entre cuatro y seis portadoras para sacar este martes a la Virgen, unos huecos, ha relatado, que "se cubrieron antes de que el hermano mayor hiciera estas declaraciones".

Ha concluido que para ser portador se necesita "ilusión en mayúsculas y cierto sacrificio, aunque tampoco es una penitencia, tienes que ensayar para controlar los pasos, pero con la ilusión se suple cualquier cosa".