La Rioja

Logroño, 16 abr (EFE).- La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarr, ha asegurado este martes que el hermanamiento de la capital riojana con la ciudad riojana de Libourne "invita a la convivencia, fomenta la interculturalidad" y ha facilitado el encuentro de unos 15.000 jóvenes durante los últimos cuarenta años.

Gamarra y el alcalde de Libourne, Philippe Boisson, han conmemorado en Logroño la conmemoración del cuadragésimo aniversario del hermanamiento y la "amistad" de las dos ciudades, que se celebró hace quince días en ese municipio francés.

El hermanamiento, según Gamara, ha permitido que unos 15.000 jóvenes españoles y franceses hayan ampliado sus conocimientos e idiomas, hayan aprendido de otras cultura y de otros países y se hayan enriquecido de los valores que genera la experiencia de viajar.

Ha iniciado su intervención con el recuerdo del incendio que ha afectado a la catedral parisina de Notre Dame, "unas imágenes terribles y dolorosas, aunque no exentas de esperanza", a lo que ha añadido la "la solidaridad que se despertó junto a ese símbolo en ese kilómetro cero de París en Europa y en el conjunto de la comunidad internacional".

La alcaldesa ha afirmado que esa corriente de fraternidad que se ha levantado en torno a Notre Dame como "un eficaz cortafuegos" es la que "nos hace ser optimistas con respecto al futuro de nuestra sociedad y a la autenticidad de las relaciones que se establecen y perduran en el tiempo como este 40 aniversario que celebramos".

Su homólogo de Libourne ha dado las gracias por la solidaridad que mostrada con motivo del incendio de Notre Dame, y ha expresado su esperanza de que, "entre todos, la volveremos a construir".

Gamarra ha valorado la importancia de las relaciones de amistad que se establecen entre distintos municipios y, en particular, esta entre Logroño y Libourne, que se ha ido estrechando a largo de las cuatro décadas, "ofreciendo importantes frutos".

Este hermanamiento permite que ambas ciudades se sientan más próximas, a pesar de las distancias geográficas, ha señalado la alcaldesa.

Ha explicado que el programa que propicia que 121 escolares logroñeses viajen a Francia, de los que 50 lo hacen a Liboune y 71 al municipio de Dax, comenzó hace 39 años y es "una experiencia que aprovecha las vacaciones de Semana Santa para su desarrollo".

"En total, cerca de 15.000 jóvenes españoles y franceses se han encontrado gracias a esta iniciativa y muchos de ellos aún mantienen el contacto con su hermano extranjero", ha añadido.

Por su parte, Boisson ha recordado que este hermanamiento fue precursor para la época porque "España no era todavía miembro de la Comunidad Económica Europea (CEE), ya que entró junto a Portugal en 1986".

Además, el primer edil de Libourne ha afirmado que los hermanamientos no son folclore, sino "herramientas de construcción de la ciudadanía europea, que son el cimiento de las instituciones en Europa".