La Rioja

Logroño, 16 mar (EFE).- Micaela Pérez, responsable del Archivo de La Rioja, ha reclamado hoy un mayor cuidado para todos los archivos, porque son "la memoria del pasado".

Pérez ha hecho este llamamiento tras recoger el premio "Mujeres en el arte 2019", que ha recibido hoy en un acto en el que han participado la presidenta del Parlamento regional, Ana Lourdes González, la consejera de Presidencia, Begoña Martínez, y la concejala de Cultura de Logroño, Pilar Montes.

La galardonada en la quinta edición del certamen ha agradecido el premio y ha asegurado que cuando se lo comunicaron estaba decidida a renunciar.

Pero no lo hizo porque "todo el mundo lo sabía ya, hubo una confabulación y era tarde para negarme", ha bromeado y ha subrayado que ahora está "feliz" y "pueden darme todos los premios que quieran".

Ha recordado que lleva tres décadas trabajando en el Archivo de La Rioja y ha reivindicado el papel de esta institución en la sociedad "en la que representa a todos, sin distinción" aunque "hoy se la mujer la protagonista y "seguramente otras muchas mujeres podrían recibirlo".

En su trabajo, ha subrayado "las principales necesidades están marcadas por la tecnología, por la digitalización de documentos y su difusión por medios modernos" pero "siempre sin olvidar que somos un servicio público para la sociedad".

Por último, en recuerdo a su trabajo y a "la memoria del pasado" ha leído varias cartas, como una de mujeres de Logroño dirigida a Fernando VII en 1822; otra de amor, de una mujer a un militar en 1822; un documento medieval; o la nota que una madre dejó junto a su bebé, en las puertas de la beneficencia en 1913.

La concejala de Cultura de Logroño, Pilar Montes, en la entrega del galardón, ha destacado que "quizá la discreción profesional que ha marcado su trabajo a lo largo de los años ha impedido conocer públicamente sus logros y sus retos hechos realidad al frente del Archivo Histórico Provincial, que han sido muchos y sobresalientes".

Bajo su dirección "se han restaurado algunos de los más valiosos volúmenes documentales como los del Catastro de Marqués de la Ensenada, del siglo XVIII, y que constituye un valor incalculable para conocer la población de La Rioja de la época y, en definitiva, para conocer la historia de nuestra región"- ha recordado.

Además, ha concluido, "ha abierto la institución como fuente de documentación pública, a escolares e investigadores, algo sin lo que los documentos que atesora habrían perdido valor".