La Rioja

Logroño, 16 mar (EFE).- La sección riojana de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica (ADSC) ha lamentado en un comunicado que se haya perdido "otra oportunidad para luchar contra la despoblación", en este caso con el documento final de la Agenda 2030 para la población de La Rioja.

Recuerdan que La Rioja es la comunidad autónoma más despoblada de España, ya que tiene el mayor porcentaje de territorio, más del 60 por ciento, con una densidad media de población por debajo de 8 habitantes por kilómetro cuadrado.

Consideran que zonas como el norte del País Vasco o de Navarra "no han llegado a estas cifras probablemente porque han desarrollado normativa autonómica para contrarrestar las desventajas territoriales, en línea con lo indicado en los reglamentos que desarrollan los fondos de cohesión europeos".

En La Rioja "hay dos zonas claramente diferenciadas: el Valle del Ebro y la Serranía Celtibérica", como "lo reconoce el documento final de la Agenda 2030 para la población de La Rioja".

Pero "hemos solicitado al Gobierno de La Rioja una serie de acciones propuestas por la Unión Europea para las regiones escasamente pobladas que no llegan a materializarse".

Así, aseguran que en junio de 2018 uno de los promotores de Serranía Celtibérica presentó al Gobierno regional diferentes iniciativas y se acordó la firma de un convenio que no se ha llegado a materializar.

Entre otras cuestiones proponen una fiscalidad diferenciada en las zonas despobladas; también reprochan que la Agenda por la Población no haga referencia al Proyecto no de Ley presentado en el Congreso, que ha impedido recibir una inversión territorial integrada, aseguran.

"Es incomprensible que un documento con un horizonte 2030, no tenga ningún capítulo para la política de cohesión de la UE 2021 - 2027 según la cual parte de los fondos recibidos de europa deberán destinarse a zonas de baja densidad de población", asegura esta entidad.

No obstante, Sociedad Celtibérica ofrece su colaboración al Gobierno regional "para ayudarle a conseguir las ayudas, no sólo económicas, que ofrecen los fondos de cohesión" porque "la situación de los pueblos de La Rioja no está como para perder más oportunidades".